Organizaciones vecinales presentaron un amparo; un juzgado estableció un plazo para que Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) entregue una propuesta de readecuación de la obra

Las obras que realiza el gobierno porteño en la plaza Intendente Alvear, del barrio de Recoleta, para emplazar allí una nueva estación de subterráneo de la línea H, fueron suspendidas por cinco días tras un amparo presentado por organizaciones vecinales.

El juez Hugo Zuleta resolvió que la obra se postergue por ese plazo, durante el cual Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), la empresa encargada de la construcción, deberá idear una propuesta de readecuación de la obra.

La semana pasada, organizaciones vecinales, así como la Asociación Civil Basta de Demoler, presentaron un recurso de amparo ante el juez Guillermo Sheibler, para frenar la obra. Alegan que la construcción afecta el arbolado y el entorno paisajístico del lugar.

“Es la plaza o la estación de subte. No hay otra posibilidad”, afirmaron al matutino La Nación. Hoy, se realizó una audiencia que postergó la obra, y ahora el gobierno porteño deberá presentar a los amparistas y la Justicia un plan de readecuación de la obra que luego deberá ser analizado.

No es la primera vez que el gobierno de la ciudad debe detener obras en parques porteños. En 2010 tuvo que cancelar la construcción de un predio de estacionamiento subterráneo debajo del parque Las Heras por orden del juez Roberto Gallardo. La medida dio lugar al recurso de amparo presentado por vecinos que temían por la arboleda del lugar, que debían ser trasplantados.

Comentarios