Se trata de Metrovías, la concesionaria del Subte. En 2011, repartió dividendos por primera vez en su historia por 149,4 millones de pesos mientras recibió alrededor de 700 millones en concepto de subsidios.

 Mientras los pasajeros del Subte soportan todos los días demoras, hacinamiento, falta de higiene y esperan a formaciones mal mantenidas en estaciones que se caen a pedazos, Metrovías se las ingenia no sólo para dar ganancias sino también para repartirlas.  Según informó el diario El Cronista, la concesionaria repartió por primera vez en su historia 149,4 millones de pesos entre sus accionistas: el Grupo Roggio, que posee el 96% de las acciones, y la ANSeS, que tiene el 4% restante.

 En el año 2010, Metrovías recibió del Estado nacional entre 700 y 750 millones de pesos para cubrir el déficit operativo del subte en un panorama de tarifas bajas.  Para este año aún no se difundieron las cifras oficiales pero cabe esperar se le haya entregado a la empresa un monto similar o inclusive mayor.  

Este fenómeno se repitió en todas las empresas privadas en las que la Seguridad Social posee acciones.  De acuerdo a la opinión de Carlos Olivieri, asesor financiero y profesor de las universidades Austral, CEMA y Di Tella recabada por El Cronista, “esto complicó el panorama local porque una compañía que paga dividendos automáticamente deja de invertir para el año siguiente.  El pago de dividendos y la inversión son alternativas excluyentes entre sí”.  Por lo tanto, si la inversión en el Subte es de por si insuficiente para brindar un servicio acorde al menos a los estándares históricos de la red, es de esperar que en 2012 lo sea aún más al menos en lo que a Metrovías respecta.  

Desde ANSeS, en cambio, sostuvieron que “el inversor merece un retorno y en este sentido es una gran noticia que se le empiece dar lo que corresponde”, comentaron a El Cronista en el organismo.  “Pero esto no es todo, lo que reclamamos y empezamos a lograr es que el pago de dividendos, la reinversión y el uso de los recursos de las empresas se discuta realmente en los directorios y no se decida entre pocos”, agregaron.

Comentarios