ADIF lanzó la tercera y última subasta de chatarra ferroviaria del año, que estará a cargo de una firma especializada. El remate alcanza a 2300 toneladas de materiales de descarte ferrosos, rieles, chatarra y 10 mil durmientes. Aseguran que recaudarán unos 13 millones de pesos, que serán reinvertidos en obras ferroviarias.

Trenes Argentinos Infraestructura (ADIF) informó que realizará la tercera subasta de chatarra ferroviaria, con la que se espera recaudar unos 13 millones de pesos. En las dos oportunidades anteriores el Estado había obtenido unos 19 millones.

Los materiales que salen a la venta -repartidos en 84 lotes- son rezagos ferrosos (2300 toneladas de rieles y chatarra metálica) y cerca de diez mil durmientes. Los recursos obtenidos serán reinvertidos en los actuales proyectos ferroviarios”.

De acuerdo con la empresa estatal, la venta de estos elementos permitirá evacuar dos predios: uno en Palmira (Mendoza) y otro en Francisco Álvarez (Buenos Aires). “El objetivo es poner en valor terrenos ferroviarios que sean útiles a la operación y en la planificación de obras“, explicó la compañía en un comunicado.

El remate correrá por cuenta de la firma especializada Narváez Bid, que durante este año también estuvo a cargo de la subasta de coches retirados de la red de Subte.

El presidente de ADIF, Guillermo Fiad, destacó la “transparencia” del sistema de subastas en línea. “La agilidad y la competitividad del precio nos permitirá reinvertir lo recaudado en nuevas obras ferroviarias”, explicó el funcionario.

ADIF estima que para 2019 se recaudarán unos 300 millones de pesos mediante estas subastas, lo que permitirá la liberación de diez predios a lo largo de todo el país. Actualmente hay 65 mil toneladas de chatarra relevada. La compañía estima que sumando los materiales aún no relevados y los que se generen por obras de renovación de vías en los próximos años, el monto a recaudar podría ascender a los 3000 millones de pesos.

Comentarios