Personal del subterráneo que responde al Partido Obrero participó de los disturbios en la estación del ferrocarril Roca. Otro grupo de gremialistas cortó las vías de la línea C, lo que obligó a prestar un servicio limitado desde las 19.10. Los hechos de violencia se produjeron llamativamente cerca de la principal base operativa del sindicalismo disidente del Subte.

Tras los graves incidentes registrados en la estación Constitución del ferrocarril General Roca, el Gobierno nacional identificó como responsables de tan lamentables sucesos a militantes del Partido Obrero.  Mientras un grupo de trabajadores tercerizados cortaba las vías a la altura de la estación Avellaneda, militantes del PO se desplazaron a Constitución para “solidarizarse” con ellos.  No obstante, el resultado distó mucho de ser una simple manifestación: pedradas, saqueos a los comercios aledaños e incendio de los accesos fueron tan solo algunas de las tropelías cometidas por quienes se llaman a sí mismos “militantes”.

Mientras estos hechos ocurrían en superficie, trabajadores del Subte afiliados a AGTSyP -de manifiesta tendencia ultraizquierdista y cercana al PO- se arrojaron a las vías de la línea C, interrumpiendo el servicio alrededor de las 19 horas.  Metrovías dispuso que los trenes circularan entre Retiro y Avenida de Mayo ya que sus empleados no sólo impedían la llegada de las formaciones a la cabecera sur de la línea sino que algunos de ellos participaban activamente en los disturbios. Minutos más tarde, la concesionaria se vio obligada a interrumpir totalmente la línea debido a que trabajadores del Subte se arrojaron a las vías e impedían la partida de los trenes desde los andenes.

Sospechosamente, el PO desencadenó su barbarie muy cerca de una de las principales bases que tienen los afiliados de ultraizquierda en el Subte: el taller Constitución, cuyo hombre fuerte es nada menos que Néstor Segovia, líder de los autodenominados “Metrodelegados” y cercano al MST.  Cada vez que hay incidentes durante paros de Subtes, la mayoría de ellos se origina en Constitución.  De hecho, Segovia fue procesado hace unos meses por incidentes y agresiones ocurridas allí durante una huelga.  Varios de sus compañeros fueron vistos esta tarde participando en los desmanes, con tal impunidad que ni siquiera se retiraron sus uniformes de trabajo para evitar ser identificados. 

Comentarios