Así se definen a sí mismos los integrantes del grupo Alegría Subterránea. El equipo, formado en 2008, se propone "modificar el estado de ánimo en general, que la gente que viaja se despierte, sonria, mire al de al lado y, por ejemplo, lo salude".

En diciemnbre de 2008 un grupo de amigos decidieron llevar su música al Subte.  Con el nombre “Alegría Subterránea”, sus integrantes se proponen sencillamente cambiar el estado de ánimo de los pasajeros del Subte sin pedir nada a cambio.  Damián Low, uno de sus miembros, contó a enelSubte.com que “nos juntamos porque queriamos tener la experiencia de tocar en el Subte.  Alguno de nosotros estábamos empezando a aprender a tocar la guitarra y queriamos ir a probar e irnos.  La cuestión surgió cuando nos preguntamos si íbamos a pedir plata y ahi decidimos que no sólo no ibamos a pasar la gorra sino que además ábamos a regalarle algo a la gente.  Nos parecía interesante hacer algo diferente, dar sin esperar nada a cambio.  Nosotros queríamos ir al Subte y tener una experiencia, no a ganar plata.  Por eso nos pareció divertido ir y sorprender a la gente”.

¿Cómo fueron cambiando esos objetivos a lo largo del tiempo?
A medida que fue pasando el tiempo, fuimos reafirmando nuestras ganas de ir al Subte sólo a repartir alegria.  Ganas de modificar el estado de animo apagado que tienen las personas en general, ganas de que la gente que viaja se despierte, sonría, mire al de al lado y por ejemplo lo salude.

¿Por qué creen que es importante “sacar” a la gente de su introspección diaria?
Creemos que a veces los seres humanos nos olvidamos que somos seres humanos que tenemos emociones y que tenemos un cuerpo.  El sistema capitalista en el que vivimos nos aliena y nos llena de preocupaciones mentales ficticias.  La idea es tratar de sacar a la gente de esa dualidad constante en la que esta todo el tiempo: pasado o futuro.  Creemos que si la persona conecta con el Aqui y Ahora, vuelve un poco a la realidad, baja un poco a su corazón.

¿Sienten que cumplen con esos objetivos?
Muchas veces sí cumplimos con los objetvos.  En la mayoria de las fotos se ven las sonrisas de las personas.  Muchas de ellas quedan sorprendidas y alegres.

¿Cuál fue el primer show que hicieron? ¿En quiénes se inspiraron? ¿Cómo fue la reacción de los pasajeros?
Vamos a aclarar que no hacemos un show.  No actuamos. Somos un grupo abierto y puede participar quien quiera. Vamos al subte simplemente como seres humanos, siendo quienes somos.  No nos inspiramos en nadie, fue idea nuestra.  La reaccion de los pasajeros fue de sorpresa y de no entender qué estabamos haciendo.  Muchos nos quisieron dar dinero y nosotros no aceptamos.

¿Cómo los recibió Metrovías? ¿Recibieron alguna vez algún tipo de contacto o apoyo desde la concesionaria considerando que ellos tienen un programa de actividades culturales?
Sinceramente no sabemos si la empresa sabe de nuestra existencia. Tampoco nos interesa colaborar con la empresa.

¿Podrían contarnos algunas anécdotas ocurridas durante los shows? 
La verdad que hasta ahora, después de mas de 20 alegrias subterráneas, nunca tuvimos un pasajero que nos diga algo negativo. A lo sumo no nos mira y ya.
La verdad que cada vez que vamos pasa algo lindo con algún pasajero. Siempre está el que se para y viene con nosotros por todos los vagones, también está el que se para a bailar.  Nos abrazan, nos sonrien…

¿Cada cuánto tocan y en qué días y horarios? ¿En qué líneas prefieren trabajar y por qué?
Vamos al Subte a repartir alegria un viernes por mes.  Vamos a la linea B, porque siempre antes de ir, hacemos una previa en donde nos disfrazamos y nos maquillamos dentro de una casa que queda a la vuelta de la estacion Medrano de esa linea.

Comentarios