Nueva Pompeya fue cancelada y Sáenz se encuentra aplazada sin fecha de reinicio por contratiempos en la construcción. Macri adelantó el miércoles pasado que el tramo norte (Córdoba, Santa Fe y Las Heras) espera ser habilitado para el segundo trimestre de 2015. Hospitales se prepara para ser terminal sur por largo tiempo.

La estación Nueva Pompeya fue cancelada y Sáenz, aplazada sin fecha de reinicio alguna. Las últimas dos paradas del tramo sur de la línea H tienen un futuro poco promisorio.

En enero de 2012 el jefe de gobierno Mauricio Macri presentó las obras de extensión de la línea H, que se desarrollarían en dos frentes de obra simultáneos. El frente sur, que involucraba los tramos A0 (Nueva Pompeya) y A1 (Sáenz), quedó detenido al poco tiempo de iniciado. Sólo consiguió progresar el tramo identificado como C2, que involucraba las estaciones Córdoba, Santa Fe, Las Heras y Plaza Francia. No obstante, esta última estación quedó en suspenso por una orden judicial y fue finalmente cancelada, dado que su ubicación fue redefinida por la Legislatura. Con apoyo de SBASE, el legislativo aprobó su instalación en cercanías de la Facultad de Derecho en el marco del proyecto que traslada la línea H a la Villa 31.

En total, de las seis estaciones cuyas obras se iniciaron en el verano de 2012, sólo tres se hallan en construcción y con chances de ver la luz en el segundo trimestre de 2015, según adelantó el propio Macri en una recorrida por la obra el miércoles. Como un signo de los nuevos tiempos, en la misma estuvo ausente el presidente de SBASE, Juan Pablo Piccardo. En cambio, Macri fue acompañado por el Ministro de Desarrollo Urbano Daniel Chaín, de cuya cartera dependen las obras desde marzo pasado, merced a un decreto en el que el oficialismo arrebató a SBASE una de sus funciones principales.

La cancelación de la construcción del tramo sur obedece a las dificultades de las condiciones del suelo, al tratarse de una zona próxima al Riachuelo. Esas mismas condiciones que ahora comprometen ambas estaciones ocasionaron importantes demoras en la ejecución de la estación Hospitales, actual terminal sur de la línea, que fue habilitada en mayo pasado. Cabe recordar que desde un primer momento los habitantes de Pompeya se opusieron a que la construcción de este tramo, cuyas implicancias ya se preveían, se realizara en viaducto o cualquier otra modalidad no subterránea.

En octubre de 2012, cuando se decidió la cancelación de la obra, la UTE Techint-Dycasa se encontraba evaluando dos alternativas posibles para la ejecución del tramo: una de ellas implicaba realizar la construcción mediante una variante de la técnica Cut&Cover, con muros colados para sostener la losa; mientras que la otra implicaba la utilización de una tuneladora, aunque la aplicación de esta metodología costosa para tan escasa distancia la tornaba inconveniente por antieconómica.

Asimismo, la Ciudad aguardaba la transferencia por parte de la Nación de un terreno propiedad de ADIF (Administradora de Infraestructuras Ferroviarias Sociedad del Estado) en inmediaciones de Sáenz para localizar una cochera-taller que albergue a los 120 coches encargados a Alstom Brasil.

Comentarios