El INDEC registró una nueva suba en el uso del transporte público subterráneo, ahora del 7,6 por ciento. El incremento es constante desde hace años. La inversión y la infraestructura resultan desacordes.

Si hay algo de lo que no cabe duda es de que la cantidad de gente transportada en los subtes porteños cada día es mayor. Producto del crecimiento económico registrado en los últimos años, y no de la mejora de la oferta del transporte, el servicio subterráneo sigue siendo el elegido por los pasajeros al momento de viajar.

En las últimas mediciones del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), que según los analistas ha utilizado nuevas metodologías para los cálculos de estas estadísticas, se evidencia que en septiembre último se volvió a registrar otro incremento en la cantidad de pasajeros transportados en el Subte, alcanzando un 7,6 el incremento porcentual.

En cinco años consecutivos de incremento en la venta de pasajes, las frecuencias, la cantidad de material rodante disponible, el tamaño de los accesos y pasillos, el volumen de renovación de aire en las estaciones y el número de efectivos de seguridad presentes en la red, entre otros, no han tenido modificaciones. Es decir, con la misma infraestructura y la misma cantidad de inversión, y a su vez con mayores estaciones y nuevas líneas, los pasajeros viajan en las mismas condiciones de siempre.

Estos datos no serían totalmente precisos, según denuncia el Cuerpo de Delegados de los trabajadores, ya que advierten que la cantidad de personas transportadas es mayor a lo registrado por los molinetes, dado que la escasez de monedas obliga a los boleteros a liberar los accesos y gran cantidad de personas pasan gratis cada día alterando los relevamientos oficiales.

Ocurrió lo contrario, según el INDEC, con los trenes urbanos e interurbanos, donde la tasa transportada ha descendido considerablemente, registrándose bajas porcentuales de 3,9 y 23,7 respectivamente. Menos en los trenes, subió fuertemente el uso del transporte público en todos los ámbitos –colectivos, subtes y aviones–, como así también el uso de rutas y transporte de carga.

Comentarios