Sería inminente el reconocimiento del nuevo gremio de Subtes

A requerimiento de la justicia laboral, el Ministerio de Trabajo dará por cumplidos los pasos legales para la inscripción de la nueva asociación gremial. Con esta medida los ex delegados ya descartan nuevos paros.

La Asociación Gremial de Trabajadores de Subtes y el Premetro (AGTSyP) realizó esta semana un paro de actividades de tres horas. Fue en el marco del plan de lucha que llevan adelante en reclamo de su reconocimiento por parte de la cartera laboral nacional.
Sobre este punto, si bien tanto desde el sector gremial como desde la cartera laboral negaron que hubieran existido contactos o avances en el conflicto, este diario pudo saber que el otorgamiento de la simple inscripción por parte del Ministerio de Trabajo sería cuestión de días.
Fuentes vinculadas con la negociación señalaron que “al ministerio no le queda mucho margen para dilatar más la simple inscripción, por cuanto ya hubo un pedido de la justicia laboral para que enviaran copia del expediente, que fue presentado en tiempo y forma por la AGTSyP, y respecto del cual sólo resta la respuesta administrativa de Trabajo”.
La nueva asociación gremial radicó en el juzgado laboral Nº 79 de esta capital, un pedido de amparo “por mora administrativa del Ministerio de Trabajo”, iniciándose una causa en el marco de la cual el magistrado interviniente solicitó el envío del expediente a la autoridad laboral.
Más allá de los tiempos legales y administrativos, existe una cuestión que no es menor para el Gobierno y que es el efecto adverso que seguramente el reconocimiento de la nueva asociación gremial provocará en los dirigentes del gremio “madre” –responsable de llevar adelante la negociación paritaria año tras año–, que es la Unión Tranviarios Automotor (UTA). El jefe de la UTA, Roberto Fernández, habría advertido sobre la realización de un paro nacional del transporte de pasajeros si se le otorgaba el reconocimiento a los delegados de base del subterráneo.

LIBERTAD. Fernández y los representantes gremiales del subte mantienen un enfrentamiento histórico, que periódicamente ha derivado en medidas de fuerza por parte de los metrodelegados, con denuncias de aprietes y presiones hacia la UTA.
El fallo sobre libertad sindical de la Corte Suprema de Justicia del año pasado precipitó la creación de una agrupación sindical propia por parte de los delegados de base, que ahora esperan el reconocimiento oficial. Con ese trámite resuelto buscarán ser parte de la negociación paritaria con la concesionaria Metrovías.

CORTINAS. En las últimas horas, el gremio de maquinistas de trenes, La Fraternidad, se expresó a favor de incorporar a los trabajadores del subte y el premetro, pero tal posibilidad fue rechazada de plano por los delegados de base, que consideraron la propuesta “una cortina de humo”.
Mientras tanto, la AGTSyP concretó ayer un paro de actividades de 14 a 17, que fue considerado “un éxito, con elevadísimo acatamiento en las bases y sin que hubiera que lamentar ningún tipo de incidente ni provocación”, según dijeron fuentes sindicales.
A pesar de estar a la expectativa del reconocimiento de la inscripción, los dirigentes del subte anticiparon que la próxima semana no habría levantamiento de molinetes como el martes, sino que directamente pasarían “a una medida de fuerza más importante que las realizadas hasta ahora”. Esto lo analizarán en asambleas desde mañana. El martes anunciarían cómo sigue el plan de lucha.
Por su parte, la concesionaria Metrovías emitió un comunicado en el que destacó que a pesar del paro “la mayoría de los trabajadores del subte cumplió con sus obligaciones laborales”.
La empresa señaló que intentó brindar un servicio de emergencia, lo que no pudo concretar por la oposición del gremio “que impidió la salida de trenes cortando las vías o sentándose en los andenes con la finalidad de evitar que la empresa implemente este tipo de servicios”.

por El Argentino y enelSubte.com
 

Comentarios