Según el informe, se descubrieron 503 fallas, contra 596 contabilizadas en 2006. Las mayores falencias son la falta de higiene, de señalización, y de elementos de seguridad.

El servicio de subterráneos mostró en setiembre un nuevo deterioro: sólo en el mes pasado se detectaron casi tantas fallas como en todo 2006, según se desprende de un informe elaborado por el Ente Regulador de Servicios de la Ciudad, al que tuvo acceso Clarín.com.

El estudio incluyó 512 controles en las cinco líneas. Y descubrió 503 fallas, vinculadas principalmente a la falta de higiene en andenes, accesos y vagones (30%), de señalización (27%) y elementos de seguridad contra incendios (3%).

El dato toma magnitud si se lo compara con el obtenido en los controles del año pasado: a lo largo de 2006 se realizaron 3.472 relevamientos y se detectaron 596 fallas. Es decir, que sólo en setiembre se detectaron casi tantas fallas como en todo el año pasado.

El incremento en las falencias se produjo en simultáneo con un recrudecimiento del conflicto entre Metrovías -concesionaria del servicio- y delegados de los trabajadores, que incluyó denuncias cruzadas sobre falta de mantenimiento en las formaciones. A fin de mes, sin embargo, las partes llegaron a un acuerdo para crear una unidad de monitoreo conjunto de las unidades.

“Seguimos encontrando numerosas fallas. Si bien setiembre fue muy complicado por las numerosas protestas sindicales, lamentablemente tenemos que decir que mes a mes se incrementan las deficiencias en el servicio”, expresó Miguel von Rozenberg, director del organismo.

 por Clarín

Notas relacionadas:

Metrovías bajo fuerte presión

Comentarios