Metrovías procedió a indicar en algunos carteles las estaciones que cuentan con ascensores para discapacitados. Además, algunos trenes aún no cuentan con mapas de sus líneas pero sí con publicidad.

Una curiosa medida implementada por Metrovías busca poner en conocimiento a los pasajeros de las estaciones adaptadas para el acceso de personas con movilidad reducida.

Mediante la colocación de unos pequeños stickers en algunos mapas de la red, la concesionaria busca, quizá, incentivar el uso de las estaciones supuestamente diseñadas para aceptar el ingreso de discapacitados mediante elevadores o salvaescaleras.

Sin embargo, de esta nueva señalización se desprenden varios interrogantes. El primero consiste en saber por qué no fueron incluidas las estaciones Olleros y José Hernández, cuyas inauguraciones son relativamente recientes y ambas cuentan con salvaescaleras, tanto desde nivel calzada hasta vestíbulo como de vestíbulo hasta andén.

Quizá la concesionaria acepta, de esta forma, que ninguna de las dos estaciones tiene a los salvaescaleras en funcionamiento. Descompuestos desde hace años, el programa televisivo CQC puso en público conocimiento, mediante un informe, de la falta de mantenimiento de estos dispositivos.

Así pues, Metrovías optó por no incluir dichas estaciones en los nuevos mapas que buscan ser la ruta para los discapacitados, ruta con obstáculos si se comienza a hacer un relevamiento de los ascensores funcionando.

Asimismo se desprende de esta nueva iniciativa la poca cantidad de estaciones adaptadas para todas las capacidades de desplazamiento. Una iniciativa que sincera su poca capacidad de haber cumplimentado con lo que fue en su momento una obligación de contrato de concesión.

 


Nuevas formaciones Alstom en la línea D. Aún sin carteles con estaciones, pero ya cuentan con publicidad.

Comentarios