Anoche, minutos antes del nuevo paro de subtes y colectivos, ocurrió otro asalto a un chofer de una línea en Pilar. También hubo incidentes en la estación Catedral. La UTA suspendió el paro en los subtes.

Desde la noche del sábado que el Cuerpo de Delegados adhirió al paro lanzado por la UTA (Unión Tranviaria Automotor) que nuclea a los trabajadores de colectivos y subtes, en reclamo de mayores medidas de seguridad ante el asesinato de un chofer de la línea 96 el jueves pasado.

Anoche asaltaron a otro colectivero de una línea urbana del partido de Pilar, episodio que podría haber desenlazado otra serie de paros en colectivos y subtes en las próximas noches.

Sin embargo, hace algunos minutos la UTA anunció el levantamiento del paro al menos en lo que respecta a la red de subterráneos, quienes adhirieron en solidaridad. 

Tanto el Cuerpo de Delegados del Subterráneo, disidentes de la Unión Tranviaria Automotor, como esta última, impulsaron el paro que se realizó en tres oportunidades junto a los colectivos. 

El paro de subtes consistió en adelantar el horario de cierre a las 21:30, lo que afecta a las 6 líneas de subte y el Premetro.

Los trabajadores del subterráneo también fueron víctimas de la ola delictiva agravada por hechos de violencia cuando el pasado 11 de junio la línea C debió ser cerrada al público por adelantado de acuerdo a una medida adoptada por la concesionaria Metrovías debido a la agresión que sufrió un guarda de uno de los trenes de la línea que une Constitución con Retiro.

El hecho se registró pasadas las 22 horas cuando un sujeto atacó con un arma blanca a una empleada de Metrovías en pleno ejercicio de sus tareas laborales, mientras procedía a cerrar las puertas en la estación Diagonal Norte.

 

Incidentes

Minutos antes de realizarse el paro de subtes de anoche, un grupo de usuarios agredieron verbalmente a empleados y rompieron vidrios de las boleterías ubicadas en la estación Catedral de la línea D cuando, según denunciaron los pasajeros, los trenes dejaron de circular antes de las 21:30, horario pactado de inicio del paro.

Según informó la agencia Noticias Argentinas, las boleterías de Catedral y sectores aledaños a la estación quedaron destrozados por este grupo de pasajeros que irrumpió con la violencia al adelantarse algunos minutos la suspensión del servicio. 

 

Inseguridad en el Subte

Comentarios