El pasado lunes comenzaron a circular servicios locales suburbanos de la línea Roca entre Cañuelas y Monte y Cañuelas y Lobos. Hay dos frecuencias a la mañana y dos por la tarde en cada sentido.

A partir del pasado lunes comenzaron a circular nuevos trenes suburbanos en la línea Roca, en secciones que actualmente no se encontraban cubiertas por servicios diarios.

Los nuevos servicios circulan entre Cañuelas y Monte -con detenciones intermedias en las estaciones La Noria y Abbott- y entre Cañuelas y Lobos, con paradas intermedias en Uribelarrea y Empalme Lobos, donde también llegan los servicios suburbanos diésel de la línea Sarmiento (ramal Merlo – Lobos).

Hasta ahora, la única opción para alcanzar dichos puntos mediante el ferrocarril era abordar servicios de larga distancia a Bahía Blanca (para Monte) o a Saladillo y General Alvear (para Lobos), cuya frecuencia distaba mucho de ser diaria.

Se trata de servicios locales que se brindan con material rodante convencional (locomotora diésel y coches Materfer remolcados), que quedó ocioso tras la implementación de los servicios eléctricos a Claypole y la electrificación -en curso- de la Vía Quilmes. Asimismo, se encuentra en estudio la implementación de servicios locales similares entre Alejandro Korn y Chascomús.

Los trenes correrán sólo de lunes a viernes y cuentan con dos frecuencias por la mañana y dos por la tarde en cada sentido. Las tarifas oscilan entre $ 1 y $ 2.

Comentarios