Se habilitará en septiembre una nueva línea completa y la red de la capital trasandina sumará otros 15 km. La línea 6 suma varias innovaciones, combinación con varias líneas y con el renovado ferrocarril suburbano. Con las expansiones previstas para 2025, Santiago tendrá una red de 175 km. de extensión.

El Metro de Santiago está a las puertas de sumar otros 15 kilómetros de extensión con la habilitación de una nueva línea completa. Se trata de la línea 6, cuya inauguración se prevé para el próximo mes de septiembre.

Este jueves 15 se inició el período de marcha blanca (pruebas sin pasajeros), que se extenderá aproximadamente por los próximos tres meses. Las obras de la línea 6 presentan un 94% de avance y sólo restan terminaciones en las diez estaciones que componen el trazado. La primera de ellas en finalizarse será la estación Inés de Suárez.

La línea incorpora varias innovaciones para el Metro de Santiago, lo que representa un desafío para la compañía. Su operación será completamente automatizada (las formaciones –fabricadas por CAF– no tendrán conductor y tampoco habrá personal de boleterías) y se trata de la primera línea de esa ciudad en contar con puertas de andén y electrificación por catenaria rígida (el resto de las líneas, tanto neumáticas como férreas, tienen tercer riel).

Cuatro estaciones de la línea 6 tendrán combinación con otras líneas del Metro: Franklin (línea 2), Ñuble (línea 5), Ñuñoa (línea 3) y Los Leones (línea 1). A estas se suma Lo Valledor, donde se habilitará una estación intermodal que permitirá conectar la línea 6 con el modernizado ferrocarril suburbano (Metrotren Nos) y varias líneas de buses.

La línea 3, que se construyó al mismo tiempo que la 6, tiene su inauguración prevista para el próximo año. Una vez terminadas estas dos líneas, Metro de Santiago se abocará a la construcción de extensiones de ambas: una estación más a la línea 6 (Lo Errázuriz, donde combinará con una nueva línea del tren suburbano), tres estaciones más a la línea 3 más la construcción de cuatro estaciones adicionales a la línea 2. Luego, hacia 2020, comenzará la construcción de la recientemente presentada línea 7. Con esto, Santiago tendría una red de 174 kilómetros de extensión para 2025.

Comentarios