Se embarcan en Japón últimas dos formaciones Nagoya

Los últimos doce coches fueron embarcados en Japón rumbo a Buenos Aires. Pese a que 18 coches ya están en el país y a que la Ciudad los había prometido para el primer cuatrimestre, todavía no entró en servicio ninguna formación. Se utilizarán en la línea C.

Las dos últimas formaciones Nagoya (de un total de cinco adquiridas para la línea C) fueron embarcadas en Japón la pasada semana con destino a Buenos Aires. Se trata de doce coches pertenecientes a la serie 5000 del Metro Municipal de Nagoya, que cuentan con unos 35 años de uso y que serán puestos en funcionamiento en la línea C, donde ya circulan trenes de esta procedencia (las series 250/300/1200), aunque más antiguos.

La puesta en marcha de estos trenes se encuentra demorada: había sido prometida su incorporación progresiva para el primer cuatrimestre del año (un tren en febrero, otro en marzo y un tercero en abril). Cabe recordar que la primera formación había arribado al puerto de Zárate en enero pasado, mientras que otros dos trenes hicieron lo propio a fines de febrero, descargando en el puerto de Buenos Aires en el mismo barco que el primer CSR adquirido para la línea Roca.

embarquenagoyamay

Embarque de las unidades en Japón

La compra había sido pactada por SBASE a inicios de 2013 con la trader japonesa Marubeni, que ofreció las unidades a 550 mil dólares por coche, precio que incluye una serie de adaptaciones y reformas que fueron realizadas en Japón por Osaka Rolling Stock Industries. La más importante de ellas fue la conversión a alimentación por contacto superior y 1500 V, ya que originalmente tomaban energía de un tercer riel a 600 V. La parte de la flota que no fue vendida a la Argentina, en tanto, fue chatarreada.

En marzo pasado los trenes habían sido objeto de una polémica entre funcionarios porteños y nacionales por su antigüedad. El Ministro Randazzo había asegurado que los trenes adquiridos por el gobierno porteño habían sido fabricados en 1980 y hasta la presidenta Cristina Kirchner se sumó a las críticas: “Algunos se la dan de modernos pero mirá lo que compran para los porteños”, había dicho.

El Jefe de Gabinete porteño Horacio Rodríguez Larreta quiso desmentir la información pero finalmente, hasta el propio presidente de SBASE Juan Pablo Piccardo debió salir a contradecirlo. Hasta en España se sintieron los ecos de la crítica presidencial y el diario El Mundo publicó una nota donde confundía a los Nagoya 5000 con los también usados CAF 6000, ex Metro de Madrid.

En tanto, durante abril, la Ciudad acusó a Nación de retener los coches en la Aduana: tras algunas gestiones los mismos fueron liberados y trasladados en carretones al Taller Polvorín.

Comentarios