En la tarde de este jueves un trozo de chapa de canalización del techo de la estación Constitución se desprendió sobre una formación estacionada. No hubo heridos al tratarse de un incidente menor. En octubre pasado un desprendimiento de mampostería afectó a la estación Boedo de la línea E.

En la tarde de este jueves 2 de enero un trozo de chapa del techo de la estación Constitución de la línea C se desprendió y se precipitó sobre una formación Nagoya que se encontraba estacionada allí.

Las primeras versiones indicaban que el hecho se debió a la presión ejercida por el agua de lluvia acumulada por las precipitaciones que tuvieron lugar entre la madrugada y la mañana del segundo día de enero.

Al tratarse de un incidente menor no se produjeron heridos. El servicio de la línea C no se vio afectado y continuó funcionando con normalidad durante todo el día. Personal de limpieza de la estación actuó rápidamente removiendo la suciedad y el trozo desprendido.

Un hecho similar se vivió el pasado 29 de octubre en la línea E, cuando un desprendimiento de mampostería afectó un tren en la estación Boedo. En aquel entonces se trató de un incidente de magnitud algo mayor, que si bien no ocasionó heridos, obligó a la interrupción de la línea por más de dos horas.

Comentarios