Las versiones oficiales indicaban que la apertura sería este lunes, pero ahora se habla de algunos contratiempos en ciertos tramos de la catenaria que deberán ser subsanados antes de habilitarse la obra. Pese a que se trabaja contrarreloj, el servicio demorará algunos días más en comenzar.

Pese a que oficialmente se informó que este lunes 14 comenzarían a correr los trenes eléctricos entre Plaza Constitución y Quilmes, existirían dificultades en tramos puntuales de la catenaria instalada en la vía descendente que impedirían que se habilite el servicio en la fecha prevista.

Según pudo saber este medio, los testeos realizados en los últimos días de la semana pasada dieron buenos resultados en el tramo Avellaneda – Wilde, arrojando valores de tensión dentro de los parámetros previstos. Sin embargo, habría algunos contratiempos en la vía descendente, en tramos puntuales tales como el puente del Acceso Sudeste, entre las estaciones Wilde y Don Bosco.

Los técnicos a cargo de la obra se encuentran trabajando contrarreloj para solucionar las dificultades y subsanar la “falta de terminaciones fundamentales” de la catenaria descendente. Así buscan poder habilitar cuanto antes la obra, que había sido inaugurado de forma simbólica el pasado sábado 5 por la expresidenta Cristina Kirchner y el exministro Florencio Randazzo.

Por la tarde del domingo, Ferrocarriles Argentinos informó quecontinúan las tareas de ajuste técnico y las pruebas de funcionamiento correspondientes a la obra de electrificación […] por lo que el reinicio del servicio ferroviario en el tramo Plaza Constitución – Quilmes se concretará en los próximos días“.

Comentarios