El secretario de Transporte se refirió en esos términos al renovado conflicto con los boleteros de la línea B por la recarga de las tarjetas magnéticas. Convocó a los delegados a "moderar" sus reclamos.

 El secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, dijo que “no vamos a tolerar locuras” y sostuvo que “detrás de este conflicto” de los trabajadores del subte hay “otros problemas: tratar de ver qué reclamos se pueden hacer”.  En ese sentido, convocó a los delegados a “moderar” los reclamos y a dirimirlos en una mesa de negociaciones en el Ministerio de Trabajo esta tarde.

“Ante la maquinita del SUBE, cada vez que se carga el boleto, hay que ingresar un número y un código -explicó el funcionario-.  En el caso del subterráneo, el tablerito (del aparato) para el código está ubicado a la altura de los ojos.  Entonces, el movimiento de subir el dedo es el que genera la tendinitis”, interpretó el funcionario, para quien, “no obstante lo cual, como se armó este lío, nosotros nos sentamos con la concesionaria y dijimos: ‘¿Cómo arreglamos esto’?”.  En 30 días, todas las maquinitas no van a estar más arriba”, prometió.

 

Comentarios