SBASE negocia nuevos contratos para locales comerciales

La compañía subasta la explotación por dos años de varios locales comerciales dispersos por toda la red. Hasta la aceptación del traspaso, en diciembre pasado, la explotación comercial estaba en manos de la concesionaria Metrovías.

Mediante dos subastas públicas Subterráneos de Buenos Aires ofrece la explotación comercial por dos años de un total de ocho locales ubicados en estaciones de las líneas A, C, D y E.

La subasta pública número 1, que comprendía un local en Plaza Miserere (A), uno en Primera Junta (A) y otro en Bolívar (E), cerró la recepción de ofertas el pasado 13 de septiembre, mientras que la subasta número 2 cerrará el proceso el próximo martes 24. Esta última comprende dos locales en la línea C (Diagonal Norte y Avenida de Mayo) y tres en la línea D (Plaza Italia, Palermo y Ministro Carranza). Todos los recintos se encuentran destinados al desarrollo de actividades gastronómicas.

Algunas versiones indican la posibilidad de que con los nuevos contratos se estaría reduciendo la cantidad de locales ubicados en los andenes, que perturban la circulación en estaciones de alta afluencia de público y reducidas dimensiones (Constitución, Diagonal Norte, Tribunales, Retiro). No obstante, dentro de los recintos subastados se ofrecen algunos localizados en andenes.

La presencia de locales comerciales en el interior de la red no es una práctica habitual en otros metros del mundo. En todo caso, la presencia de este tipo de establecimientos se circunscribe a los vestíbulos o pasillos de acceso y rara vez se ubican en el área de detención de los trenes. Capítulo aparte merecen los locales gastronómicos -que son el objeto de estas dos subastas-, que no tienen parangón en otros sistemas.

La explotación de los negocios colaterales del Subte fue, desde el inicio de la concesión, una potestad de Metrovías. Sin embargo, al sancionarse la ley 4472, se estableció que todos los fondos provenientes de la explotación comercial e ingresos publicitarios serían administrados por SBASE. No obstante se trataba de algo garantizado por la propia letra de la norma sancionada por la Legislatura en diciembre de 2012, Piccardo intentó hacer pasar este punto como un logro particular de su gestión en la renegociación del contrato de concesión.

Comentarios