Subterráneos de Buenos Aires pasará a formato digital su vasta planoteca, en donde se encuentran documentos centenarios de la historia del Subte y los tranvías porteños. La Universidad Tecnológica Nacional estará a cargo de las tareas y brindará asesoramiento para la guarda de los archivos.

Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE) firmó un convenio con la Universidad Tecnológica Nacional para la digitalización de su planoteca.  Allí se encuentran guardados planos y documentos históricos centenarios sobre la historia del Subte y los tranvías porteños.  Dentro de este convenio la UTN – Facultad Regional Buenos Aires se compromete a auditar, restaurar y digitalizar todos los planos existentes del archivo técnico sumando a estas acciones la guarda transitoria de toda la documentación a procesar en instalaciones dispuestas por ella.

Las tareas durarán doce meses y se ejecutarán en tres etapas:

Etapa 1: auditoría y restauración. Restaurar y planchar todo el material antiguo y dañado.

Etapa 2: digitalización y tratamiento documental

Etapa 3: clasificación referencial e identificación de imágenes procesadas.  Esta etapa se iniciará conjuntamente con la etapa 2 e incluirá la capacitación del personal de SBASE para la gestión del archivo digital.

Además, la UTN-FRBA se compromete a la guarda transitoria de toda la documentación a procesar en las instalaciones dispuestas por la UTN -(LAPID) laboratorio de procesamiento de imágenes documentales- mientras dure el trabajo, el asesoramiento completo sobre las características que debe tener el nuevo espacio de archivo y deja todo preparado para que en el futuro SBASE pueda ocuparse de la cuestión.

La formación de la planoteca

Gracias a su historia, SBASE es heredera directa de las compañías privadas que construyeron las cinco líneas históricas del Subte y buena parte de la red de tranvías.  El 16 de febrero de 1939, la Compañía de Tranvías Anglo Argentina -dueña de la línea A y del 80% de la red tranviaria de Buenos Aires-, la Compañía Lacroze -línea B y tranvías urbanos-, la Compañía Hispano Argentina de Obras Públicas y Finanzas -CHADOPyF, dueña de las líneas C, D y E- y varias compañías tranviaras y de colectivos más pequeñas, fueron obligadas a integrar la Corporación de Transportes de la Ciudad de Buenos Aires junto al Estado nacional y la Municipalidad de Buenos Aires.  Este ente concentró la planificación y administración del transporte capitalino, y por lo tanto la información técnica que poseían sus accionistas, hasta que se decidió su liquidación en 1948 por los fuertes déficits y deudas que arrastraba.

En 1952, la Corporación fue sustituída por la Administración General de Transportes de Buenos Aires (AGTBA, conocida simplemente como TBA), cuyo fin era mejorar los pobres servicios brindados por su antecesora hasta ir desprendiéndose paulatinamente de ellos.  Cuando culminó la privatización de los colectivos, y los tranvías fueron extinguidos gracias al Plan Larkin en 1962, TBA fue reemplazada por SBA, Subterráneos de Buenos Aires..  La empresa estuvo bajo control nacional hasta 1979, cuando fue transferida a la Municipalidad.  En los treinta años en los que fungió como operadora, y en los que lleva como ejecutora del programa de expansión de la red, ha sumado una cantidad considerable de información a la ya heredada.
 

Comentarios