La empresa afirma estar realizando un relevamiento pormenorizado de las unidades belgas. No da información sobre su destino y acompaña el texto con dos fotos de coches en mal estado. El comunicado plantea una serie de interrogantes y omite mencionar el fallo de Liberatori. Por otro lado, la legisladora Lubertino visitó el taller Polvorín para conocer la situación de los Brugeoise.

En un comunicado difundido hoy, Subterráneos de Buenos Aires informa que se encuentra realizando el inventario de los coches La Brugeoise, tarea que comenzó el 17 de enero y espera finalizar para el día 30. Precisa que técnicos de la empresa se encuentran recorriendo los coches “uno por uno”, relevando equipamiento de tracción y freno, baterías, sistema neumático, cabina de conducción y el estado general del salón. Hasta el momento, menciona el comunicado, se han relevado 60 de los 95 coches belgas.

SBASE menciona haber encontrado “una flota deteriorada, grafitada casi en su totalidad”, con “vidrios rayados o pintados, faltantes de materiales y algunos matafuegos, pisos fuertemente dañados, faltantes de palancas de comando, coches chocados y mucha suciedad en los bajo piso”. En ese sentido, remata que “el estado de la flota no se condice con el de una flota cuidada y protegida, independientemente de la edad de los coches y del hecho de que sean de madera”.

Finalmente, el comunicado informa que el relevamiento sería el primer paso de un “Plan de Reconstrucción y Restauración Patrimonial” de los Brugeoise, consistente en la recolección de documentación. El segundo sería la adaptación a 1500 Vcc “para los coches que formen el Subte Turístico”. Una tercera fase será la restauración de una formación para los festejos del centenario de la línea A.

Al mismo tiempo, cierra, “SBASE está realizando gestiones para donar parte de los materiales de los coches a entidades de bien público, tanto nacionales como internacionales, que estén consustanciadas con la preservación del patrimonio ferroviario como parte de una estrategia de cooperación horizontal en pos de crear el Museo de Transporte Eléctrico de la Ciudad de Buenos Aires”.

Imprecisiones y algunos aspectos llamativos del comunicado de SBASE

La información difundida por Subterráneos, rápidamente reproducida por algunos medios de prensa, contiene algunas imprecisiones y lagunas llamativas que merecen ser consideradas.

Primero y principal, atribuye el inventario a un nunca difundido “Plan de Reconstrucción y Restauración Patrimonial” de los coches belgas, omitiendo mencionar que la empresa sólo comenzó el inventario cuando lo ordenó la jueza Liberatori, en su fallo del día 15. Antes de esa fecha no se conoció ningún interés de SBASE de garantizar la preservación de las históricas unidades.

En segundo lugar, la conducción de una empresa que se supone tiene un saber técnico especializado da a entender que no conocía el estado de las unidades La Brugeoise antes de realizar esta inspección. Es llamativo, porque SBASE realizó inspecciones de control periódico al material rodante de su propiedad durante toda la concesión de Metrovías. Más aún desde el 3 de enero de 2012, cuando recuperó la capacidad formal de fiscalización y control.

En tercer lugar, si bien las consideraciones sobre el estado de la flota pueden ser correctas, cabe preguntarse por qué Subterráneos no denunció antes esta situación, en caso de verificarse con anterioridad a 2012, o tomó medidas concretas para asegurar que recibieran el mantenimiento adecuado. La empresa es doblemente responsable, como autoridad de control de un servicio público y como dueña en última instancia del material rodante en cuestión.

En cuarto lugar, resulta poco clara la diferencia entre el “Subte Turístico”, tal como lo llama el comunicado, y la formación que se acondicione para el aniversario de la línea. Sin embargo, en este caso cabe pensar que la redacción fuera poco clara y se planee la reconversión de una formación a su estado original. Tarea ardua e improbable, con todas las modificaciones que fueron sufriendo en el taller Polvorín en 99 años de servicio.

En quinto lugar, Subterráneos de Buenos Aires afirma que los coches La Brugeoise son “de madera”. Como llamó la atención el ex presidente de SBASE Nicolás Gallo, “la estructura es de un acero fuertísimo, […] una estructura formidable”. Es una inexactitud inadmisible para la máxima autoridad en la materia que sólo se explica por desconocimiento de sus responsables o por una deliberada campaña de descrédito y desvalorización de la flota histórica.

Por último, cabe notar que SBASE acompaña el comunicado con dos fotografías de interiores de coches La Brugeoise en evidente mal estado, con sillas arrancadas en un caso y evidencia de un choque en otro. No se aprecia la identificación de las unidades ni aclara el comunicado de Subterráneos de qué coches se trata o qué sentido tienen las imágenes.

 

Coche 10. Imagen difundida por SBASE sin identificar unidad ni proveer información al respecto.

 

http://farm9.staticflickr.com/8474/8406521107_7409271159.jpg

Coche 25. Imagen difundida por SBASE sin identificar unidad ni proveer información al respecto.

 

El de la primera foto es el coche 10, con protección patrimonial desde abril de 2011, cuya restauración está paralizada desde hace más de un año. Los logos de la CTAA de los paneles fueron lijados sin motivo aparente. El de la segunda foto es el interior del coche 25, que encabezaba la formación que colisionó en una mala maniobra con un Emepa en las fosas de Primera Junta el 7 de enero de 2012. El bastidor está doblado a la altura de la puerta central. Resulta difícil responderse cuál es el objetivo del GCBA al difundir esas imágenes como si fueran representativas del estado del parque, y no la de cualquiera de los más de 70 coches que llegaron en condiciones de marcha al último día de servicio.

Lubertino, presente en el taller Polvorín

Al mismo tiempo que Subterráneos de Buenos Aires difundió su propio parte de prensa María José Lubertino, quien visitó el taller Polvorín para interiorizarse sobre el estado de la flota La Brugeoise. Además, la legisladora llamó la atención sobre el resentimiento en la frecuencia que tendrá la línea A una vez que reabra. Esta visita es posible porque, en su fallo, la jueza Liberatori ordenó a SBASE que facilitara el acceso a legisladores y entidades de protección del patrimonio.

 

http://farm9.staticflickr.com/8232/8407614434_3c871c6085.jpg

La legisladora Lubertino, de inspección en Polvorín junto al coche La Brugeoise 48.
 

“Nos encontramos con 41 coches estacionados en el taller Polvorín, ubicado en Emilio Mitre y Avenida Directorio y 54 continúan en los túneles de la línea entre estaciones Alberti y Lima. Los empleados de Metrovías que me acompañaron me indicaron que pretenden llevarse todo el material el 25 de enero a los playones de Mariano Acosta y Labardén, generándose así un deterioro instantáneo de los coches. El daño de una  madera de roble a la intemperie puede causarse en menos de un mes”, afirmó Lubertino sobre el estado de situación con el cual se encontró. El comunicado de SBASE, en cambio, no dice nada sobre el destino de los coches.

“El grado de desorganización es tremendo”, valoró la legisladora: “No hay restaurado nada y solamente una vez fue alguien de patrimonio y cultura y nada hicieron. Fueron en condición de un relevamiento técnico, pero no tuvieron en cuenta los bienes históricos que representan. Entre los trenes hay un Preston en el cual viajó el Príncipe de Gales en 1917”.
 
En relación a la interrupción de la línea A y su funcionamiento en el futuro, Lubertino expresó que “Los coches chinos son 45 con los cuales solo podrán armarse nueve formaciones. Con los cual sumado a los dos trenes Fiat, llegarían a ser 11 reemplazando los 15 que funcionaban hasta el momento en el cual se interrumpió el servicio. Esto generará menos frecuencia que antes y por tal motivo, no se inaugurarán las estaciones San José y Nazca. El gobierno de Mauricio Macri prometió 10 kilómetros por año de ampliación del Subte, pero no hizo ni medio”. “Como si eso fuera poco”, finalizó, “no se cumplió con el plan de contingencia establecido en un comienzo y que preveía con los refuerzos de trenes en las líneas B y E, como así tampoco se pusieron colectivos para un mejor transporte de los ciudadanos”.

Comentarios