Desde SBASE aseguran que inspeccionaron los CAF 6000 y que ninguno de los que llegaron al país para funcionar en la línea B tiene componentes con asbesto. De todas formas, pidieron a Madrid confirmación oficial. La semana pasada, en España, habían encontrado un coche con una pieza que contenía ese material, prohibido tanto en España como en Argentina. Analizan acciones legales por los CAF 5000, que debieron ser apartados de servicio.

Voceros de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) aseguraron a enelSubte que los CAF 6000 que vinieron a la Argentina “no” tienen asbesto entre sus componentes, por lo que su circulación en la línea B no será interrumpida.

La decisión contrasta con la medida tomada con los CAF 5000, que fueron apartados de servicio luego de que se conociera que estos coches tenían presencia de fibras de asbesto en componentes eléctricos.

De todas formas, la compañía estatal afirmó que está realizando inspecciones por seguridad -todas ellas hasta ahora con resultado negativo- y que exhortó a Metro de Madrid a que certifique de manera oficial que los coches adquiridos de segunda mano en 2013 no poseen este componente entre sus piezas. SBASE no descarta iniciar acciones legales contra la operadora de la red de la capital española por la venta de los coches con asbesto, un material prohibido tanto en España como en la Argentina desde principios de este siglo.

La posibilidad de que la flota CAF 6000 tuviera asbesto había sido recibida con alarma la semana pasada, luego de que en Madrid inspectores encontraran una pieza con el compuesto cancerígeno en uno de los coches de este modelo que quedaron en España. Al no tratarse de una pieza original, sino producto de una reparación posterior con una pieza procedente de un CAF 5000, no había certeza de que el resto de los coches la tuvieran.

En la línea B circulan diez trenes de este modelo (60 coches), mientras que otros 24 permanecen fuera de servicio y sin fecha cierta de incorporación, lo que en última instancia depende de los avances en la tercera etapa de las obras eléctricas. A estos se suman los 36 CAF 5000 retirados por presencia de asbesto, lo que ha dejado a la línea B en una compleja situación en lo relativo al material rodante.

Comentarios