La empresa estatal firmó un convenio con Visa, propietaria de la tarjeta Monedero, para que vuelva a ser aceptada como medio de pago en el Subte, rompiendo con el monopolio de la SUBE. El plástico había perdido vigencia como medio de pago para el transporte desde diciembre de 2012.

A partir del próximo mes Monedero volverá a ser un medio de pago habilitado para el Subte, gracias a un convenio firmado entre SBASE y Visa Argentina. Podrá hacerse en los dos formatos que el sistema de micropagos ofrece: la tradicional tarjeta o bien el sistema “Monedero Tag”, que consiste en una pequeña placa adhesiva que puede colocarse en un teléfono celular o billetera.

Al menos en principio, Monedero y SUBE convivirán como medios de pago. Desde la empresa estatal aseguraron que las comisiones que cobra SUBE (que es controlada por el Banco Nación) ascienden a un 7% sobre cada viaje, mientras que Monedero cobraría sólo un 2,5%, reduciendo ostensiblemente los costos de operación.

No obstante, la jugada podría ser vista como un nuevo capítulo de las disputas entre Nación y Ciudad, al arrebatarle Macri a la tarjeta que controla el Gobierno Nacional una porción de sus ingresos con esta medida.

En diciembre de 2012, luego de haberse generalizado el uso de la tarjeta SUBE, Monedero dejó de ser aceptada como medio de pago para la red de subterráneos, trenes y colectivos. La tarjeta, originalmente creada por la empresa Metronec, ligada al Grupo Roggio, controlante de Metrovías, había sido vendida a Visa luego de prestarse como plataforma para la implementación del Sistema Único de Boleto Electrónico.

Comentarios