Resultó satisfactoria la prueba del primer coche motor Materfer. El servicio entre Cipolletti y Neuquén comenzará a funcionar el 20 de julio próximo. El sector no recibía tráfico regular de pasajeros desde marzo de 1993.

Finalmente y con algunos días de demora de lo originalmente previsto se realizó el viaje de prueba de la primera formación de coches motores Materfer entre las estaciones Cipolletti y Neuquén. La evaluación, afirmaron las autoridades, resultó satisfactoria y el servicio será inaugurado el próximo 20 de julio.

Ambas estaciones, distantes de 6,1 km entre sí lograron ser unidas dentro de los tiempos previstos, aunque todavía no se definió el itinerario. La suspensión y los frenos de los coches motores se comportaron como se esperaba y no hubo mayores contratiempos en los pasos a nivel.

La estación de Cipoletti fue remozada para la puesta en marcha del nuevo servicio.
La estación de Neuquén fue remozada para la puesta en marcha del nuevo servicio.

En paralelo a las pruebas se realizará la capacitación del personal, perteneciente a la Operadora Ferroviaria del Estado, ahora integrada en Ferrocarriles Argentinos. Ya fueron formados ocho trabajadores, pero en los próximos días se sumarán más, ya que la dotación total para el servicio será de 57 personas (20 ayudantes y 37 conductores), informó La Mañana de Neuquén.

Para la puesta en marcha del servicio, cabe recordar, se hicieron diversas reparaciones en puentes y estaciones, que no recibían tráfico de pasajeros desde marzo de 1993.

El valor del boleto será de $ 4 con SUBE y $ 7 en efectivo. Habrá entre 20 y 22 servicios diarios, desde las primeras horas de la mañana hasta las 22 horas.

Comentarios