La intendenta rosarina, Mónica Fein, se reunió con Orfila, presidente de SOFSE, para plantearle la necesidad de mejorar los tiempos de viaje y aumentar las frecuencias entre Buenos Aires y Rosario. "La prestación de hoy no es seductora para los rosarinos [...] queremos cada vez mas servicios", dijo Fein.

La intendenta de Rosario, Mónica Fein (PS), se reunió el pasado miércoles con el presidente de Trenes Argentinos Operaciones, Marcelo Orfila, para pedirle que se mejoren y se incrementen las prestaciones del servicio de pasajeros que une a esa ciudad con Buenos Aires.

Con gesto severo, la jefa comunal aseguró que “la prestación de hoy no es seductora para los rosarinos”: el tren demora actualmente unas siete horas en unir ambas ciudades, con horarios que –pese a las últimas modificaciones, que entraron en vigencia a principios de este mes– son muy poco competitivos y terminan desalentando el uso del servicio ferroviario.

[quote_box_right]Hace dos años se habilitó el tren a Rosario, con un sólo servicio diario que demora siete horas en unir ambas ciudades. Pese al avance de las obras de renovación de vías, poco cambió en las condiciones de servicio. La Municipalidad de Rosario pidió a SOFSE reducir los tiempos de viaje a 4:30 horas y aumentar la cantidad de servicios: el plan original contemplaba hasta siete.[/quote_box_right]

“Para la ciudad de Rosario es estratégico mejorar el transporte ferroviario. Fue una decisión del anterior gobierno nacional que desde la ciudad hemos acompañado con mucho esfuerzo […] la reactivación debe ir de la mano con la mejora de la conexión ferroviaria”, puntualizó Fein.

Desde Trenes Argentinos Operaciones se comprometieron a mejorar los tiempos de viaje una vez que finalicen las obras de renovación de vías y aseguraron que en breve comenzará a restaurarse la estación Rosario Norte, terminal del servicio desde el año pasado. “Coincidimos en que debemos trazarnos el objetivo aceptable de llegar en cuatro horas y media, lo que sin dudas multiplicará la cantidad de pasajeros“, explicó la jefa comunal.

Fein también le planteó a Orfila la necesidad de mantener y potenciar la estación Rosario Sur, cuya construcción y financiación corrió por cuenta de la propia municipalidad, que actualmente se encuentra desatendida y enfrenta un estado de abandono. “Queremos que ese espacio que hoy se encuentra subocupado tenga el uso para el que fue emplazada. No queremos que la estación Sur tenga otro destino que una terminal de pasajeros; confortable y con cada vez mas servicios y por eso trabajaremos fuertemente”, dijo la intendenta.

Cabe recordar que si bien el servicio a Rosario es uno de los escasos trenes de larga distancia que la actual gestión considera prioritarios y rentables, las condiciones de prestación del servicio siguen siendo esencialmente las mismas que cuando fue habilitado, hace ya dos añosEl plan original para este corredor, trazado por la gestión del ex ministro Randazzo, contemplaba un total de siete servicios diarios, que circularían a una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora y permitirían unir a ambas ciudades en cuatro horas y doce minutos. De acuerdo con el Plan Quinquenal de Ferrocarriles Argentinos, el servicio transportaría 241.920 pasajeros anuales para 2020.

Comentarios