Vuelve el debate de transportes en Rosario tras el anuncio de Córdoba que ratifica la intención de crear líneas de subterráneos.

Hizo falta que se oficializara la intención de construir una red de subterráneos en la ciudad de Córdoba para que Rosario no se quedara atrás en sus tentativas. Aunque el tema es de larga data, venía discutiéndose –tal como informó enelSubte.com– desde que tomó estado público la propuesta del Subte mediterráneo. La tercera ciudad del país tiene no pocos problemas de transporte y de distribución geográfica de la población. Los trenes regionales que la unían con las localidades vecinas fueron liquidados junto con Ferrocarriles Argentinos (FA).

Es en ese marco que el intendente, el socialista Miguel Lifschitz, lanzó el pasado viernes el Polo Ferroviario Región Rosario. Se trata de una iniciativa con auspicio de la Universidad Nacional de Rosario y la Universidad Tecnológica Nacional que busca reflotar los trenes suburbanos y regionales sobre el eje norte-sur de la ciudad. La Municipalidad considera que se alinea así con “una decisión del gobierno nacional de recuperar y reactivar la actividad ferroviaria, tanto para cargas como para pasajeros, como modo fundamental y estratégico del transporte”, siendo además que varios de los proyectos en marcha involucran a Rosario, “como el Plan Circunvalar Rosario, la reactivación del Belgrano Cargas o la ejecución del Tren de Alta Velocidad Buenos Aires-Rosario-Córdoba”.

Si bien por ahora sólo se realizarán estudios de factibilidad, la gerente del Ente de Transporte local confió a la prensa que se evaluará en ellos la posibilidad de realizar subterráneos en el proyecto de transporte metropolitano. “Vamos a analizar su factibilidad, sus vías de financiamiento y la demanda potencial de pasajeros” fueron sus palabras. “Estamos empezando a hacer los análisis de demanda, factibilidad, la proyección de potenciales pasajeros y otras variables. Obviamente que es más costoso que otras iniciativas con objetivos similares (descomprimir el tránsito) como el trole o el tranvía pero lo peor que nos puede pasar es no estudiarlo”, agregó la funcionaria.

Aunque a priori los planes de reactivación se basan en las vías existentes en superficie, no se excluye la posibilidad de tramos o líneas bajo tierra. Sobre todo considerando el grado de mutilación que tiene el núcleo ferroviario rosarino, donde su principal estación –Rosario Central– está desconectada de la red y convertida en iniciativa cultural, o el túnel de acceso a la zona portuaria fue cubierto de asfalto para uso automotor.

Al presentar el Polo Ferroviario, Lifschitz se encargó de aminorar más las expectativas recordando que se trata sólo de una posibilidad. Y de una posibilidad a mediano o largo plazo, “de acá a 15 años”, siempre y cuando se cuente con financiamiento. “Me parece que es un buen momento para pensar la ciudad de los próximos 10 años. Habrá que ver si este tipo de proyectos lo podemos concretar en esta primera parte de estos 10 años o en la última. Pero considero que vale la pena empezar a pensarlos”, acotó. Señaló que “parece más concreto pensar en un tren de superficie aprovechando tendidos de vías que hoy existen para vincular las localidades del área metropolitana con el centro de Rosario, eso podría ser un proyecto más viable, factible, pero tampoco hay que descartar que en ese marco algún trampo podría estar bajo nivel”.

La oposición local criticó la iniciativa. El coaligado cívico Carlos Comi apuntó que “si lo que busca es dotar a la ciudad de un medio alternativo de transporte de pasajeros […] parece bastante más realizable, rápida y económica la puesta en marcha de la flota de troles que aún aguardan en Vancouver la concreción del proyecto que el mismo intendente anunció este año”. Recordó además el proyecto de Ferrobús Circular de Rosario, aprobado por el Concejo Deliberante y similar al exitoso servicio de prueba que implementara FA en 1989. Arturo Gandolla, representante del Frente para la Victoria, consideró por su parte que el proyecto de subterráneo es “inviable” y “una tomada de pelo” en el marco de lo que denuncia como una reducción de los servicios prestados por la Municipalidad.

Comentarios