Mientras el intendente Miguel Lifschitz le envió a la Nación una propuesta de construcción de subterráneos para Rosario, Ricardo Jaime, el secretario de transporte, aseguró que el subte cordobés no se muda.

El proyecto de subtes en la ciudad de Córdoba quedó en suspenso luego de la polémica que se instaló en el Concejo Deliberante de la capital provincial. En medio de esta situación circularon versiones que indicaban que el proyecto de subte rosarino solo podría impulsarse una vez descartado el proyecto cordobés.

Dos voces autorizadas salieron a desmentir estos dichos.

Ricardo Jaime se encargó de aclarar que ambos proyectos “son dos cosas distintas”. Para el funcionario, por los problemas de transporte que sufre la capital cordobesa, el proyecto de subterráneos “es una de las obras más importantes que se pueden hacer en la ciudad, con casi 2 millones de habitantes en el área metropolitana” aseguró en declaraciones radiales publicadas por La Voz del Interior.

Lifschitz, en diálogo con el mismo medio, afirmó la total independencia de la iniciativa elevada recientemente desde su despacho a la Casa Rosada. En ese sentido, recordó que Rosario viene trabajando desde hace tiempo en un sistema de transporte eléctrico en la ciudad, aunque reconoció que es un proyecto que no está al alcance de los municipios por su alto costo.

 

Notas relacionadas
Continúa sin resolverse el conflicto en Córdoba
Hoy se define el futuro del subte cordobés
Subte en Córdoba confirmado
Metrovías logró posponer licitación de subte cordobés

¿Subte en Córdoba?

¿También Rosario?

 

Comentarios