El Jefe de Gabinete reiteró los anuncios de compras realizados en septiembre pasado por SBASE y defendió la gestión de la compañía. Pese a que habló de 461 "nuevos" coches, sólo el 59% son cero kilómetro, mientras que un 30% son usados y otro 11% pertenece al Subte desde hace ochenta años.

El Jefe de Gabinete de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, defendió en el día de ayer la gestión de la empresa estatal Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), que depende de su cartera.

En la presentación de su balance semestral de gestión, el ministro aseguró que se adquirirán “461 nuevos coches”. No obstante, dentro de esa cantidad se encuentra una importante proporción de coches usados y otros que siempre fueron del Subte y que, en rigor de verdad, no constituyen ninguna compra.

  • 105 coches para la línea A: se trata de unidades cuya fabricación se encomendó a CNR durante el año pasado, luego de que la empresa china fuera la única oferente del proceso licitatorio. La compra se decidió luego de que la línea A se reabriera al público en marzo de 2013 con una escasa flota de trenes, situación que llevó a la Gerencia de Planeamiento a aconsejar la operación por considerar que la frecuencia, en los niveles de aquel momento, era inadmisible. La Legislatura aprobó endeudamiento para los coches, que serán financiados por la corporación china CITIC. Estos 21 trenes se sumarán a los nueve ya operativos, que fueron comprados por la Nación. Terminarán de llegar para 2017.
  • 108 coches para la línea B:No son trenes nuevos, sino usados, con unos 15 años de antigüedad, comprados de segunda mano al Metro de Madrid. Rodríguez Larreta volvió a insistir con que la Ciudad comprará todos los CAF 6000 en existencia. Pese a que fines del año pasado SBASE hablaba de esa cifra, luego la redujo a 86 y elevó la cantidad de trenes Mitsubishi que quedarán en circulación. La operación ha recibido múltiples críticas, desde incompatibilidades varias entre los coches y la infraestructura de la línea B hasta la insuficiente cantidad de unidades (se requieren 162 según flota asignada).


Las piezas publicitarias del GCBA informan 86 coches para la línea B, contradiciendo las cifras de Rodríguez Larreta.

  • 30 coches para la línea C: Tampoco se trata de trenes nuevos, sino que tienen unos 30 años de antigüedad. Fueron adquiridos al Metro Municipal de Nagoya (Japón) por intermedio de la trader Marubeni, por cuenta de quien corren las adaptaciones necesarias para que puedan circular en el Subte. Entrarán en servicio para el segundo trimestre de 2015.
  • 48 coches para la línea D: Aunque en un primer momento se habló de 24, ahora la cantidad se duplicó. Según pudo saber este medio, se trata de coches Alstom Metropolis similares a los que actualmente corren en la línea D. No se conocen los detalles de la operación: no hubo publicación de precios, ni licitación pública, y tampoco se informaron plazos de entrega estimados.
  • 50 coches para la línea E: No sólo son usados, sino que tampoco se compran. Se trata de los viejos y conocidos Siemens-Schuckert fabricados en la década del 30 en Alemania por encargo de la CHADOPyF. Si bien se trata de unidades modernizadas por Alstom y Emepa, sería un error computarlas como “compra” ya que siempre han sido del Subte. De estos 50 coches, 10 ya se encuentran circulando en la línea A y otros 40 serán reformados próximamente.
  • 120 coches para la línea H: Se trata de trenes cero kilómetro encargados a Alstom Brasil. La operación se adjudicó en 2012, pero el financiamiento recién se obtuvo a mediados de 2013. Según admitió la propia SBASE en marzo pasado, la fabricación de los trenes aún no había empezado y se estaban ultimando detalles del proyecto ejecutivo. En el mejor de los casos, la primera unidad llegará al país entre diciembre de 2015 y enero de 2016 y no podrá participar de la inauguración del tramo Corrientes – Las Heras de la línea H, como se había previsto en un primer momento.

De los 461 “nuevos” coches de Rodríguez Larreta, únicamente 273 (59%) son efectivamente cero kilómetro (los 105 CNR de la línea A, 48 Alstom de la D y 120 Alstom de la H), mientras que otros 138 (30%) son adquiridos de segunda mano a los metros de Madrid y Nagoya, respectivamente. Casi un 11% son coches usados propiedad del Subte desde hace al menos 80 años.

Comentarios