En su exposición en la Legislatura solicitó la aprobación de títulos y bonos por $1.100 millones.

El jefe de Gabinete de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, pidió ayer a la Legislatura que autorice la adopción de mecanismos de financiamiento externos a mediano y largo plazo para obras de infraestructura. “Ninguna Ciudad se financia con el superávit”, dijo el principal funcionario político del Gobierno de Mauricio Macri, durante su exposición ante los diputados acerca de la marcha y los planes del Gobierno. La larga sesión fue interrumpida varias veces por los cantos de un grupo de jóvenes identificados con el movimiento Libres del Sur contra la designación de Jorge “Fino” Palacios al frente de la Policía Metropolitana, que también fue cuestionada nuevamente por legisladores de la oposición.

Recientemente el Gobierno envió a la Legislatura un pedido de autorización para emitir bonos y títulos públicos por $ 1.100 millones, que todavía no empezó a tratarse. Ayer, Rodríguez Larreta hizo un fuerte pedido para que esa iniciativa sea aprobada y resaltó que la recaudación fiscal en lo que va de 2009 es menor de lo que se había previsto. “Las previsiones nos indican que la tendencia a la disminución de la recaudación va a seguir”, dijo Rodríguez Larreta, quien aseguró que “no se van a parar obras que ya están en la calle, pero esta realidad nos obliga a diferir otras obras que todavía no están comenzadas”. Uno de los que cuestionó las cifras fue el diputado Martín Hourest (Igualdad Social), quien calificó como “mentirosos” los datos y agregó que el dinero no es para obras sino para cubrir el déficit.

Rodríguez Larreta hizo además una convocatoria al diálogo político con partidos de la oposición y sectores de la sociedad civil, como anticipó ayer Clarín, pero no precisó cómo será llevado a la práctica.

También convocó a una rápida puesta en marcha de la ley de Comunas, que debe descentralizar el Gobierno de la Ciudad, lo que fue rechazado por buena parte de la oposición, que acusó al macrismo de no haber hecho lo necesario hasta ahora para instrumentarla.

La oposición, que ya había hecho llegar 420 preguntas por escrito al jefe de Gabinete, hizo hincapié en los recortes presupuestarios que el macrismo realizó en diferentes áreas. El jefe del bloque de la Coalición Cívica, Sergio Abrevaya, cuestionó la reducción a $ 115 millones de las partidas para continuar los trabajos de ampliación de la red de subtes, que la ley de Presupuesto 2009 había fijado en $ 447 millones. Por su lado, Silvia La Ruffa (FPV) pidió la regularización de “los casi 20.000 trabajadores de la Ciudad que están con contratos basura”. Desde Diálogo por Buenos Aires (ibarrista), Eduardo Epszteyn, dijo que el llamado al diálogo “es una hipocresía de un gobierno que no convoca a audiencias públicas y no respeta las leyes ni los fallos judiciales”.

Por Daniel Gutman, para Clarín.com

Comentarios