Delincuentes ingresaron a la estación Callao durante la noche y rompieron los vidrios de los comercios para llevarse mercadería. Propietarios denuncian que las puertas quedan abiertas cuando no está el personal del transporte ni los obreros

Varios locales que funcionan en la estación Callao de la línea B de subte fueron robados durante la noche por un grupo de delincuentes.

Los comerciantes y propietarios de los negocios denuncian que debido a las obras que se realizan en la línea, existen descuidos importantes y las puertas quedan abiertas, sin candados.

“Abajo es tierra de nadie, no lo ve nadie y no hay nadie. La estación queda abierta”, aseguró Silvana, dueña de un comercio ultrajado,  en el canal de noticias TN.

Sin embargo, no es la primera vez que suceden los robos: “Durante el fin de semana largo tuve que vaciar el local y llevarme todo a casa porque ya habían roto todo otro”.

“Desde que están las obras, las puertas quedan supuestamente con candado desde el sábado a la una de la tarde hasta el lunes, pero es mentira”, reveló.

Fueron varios los propietarios que se acercaron a la empresa a cargo, SBASE, para avisar sobre la situación pero no obtuvieron respuestas.

por DiarioPopular

Comentarios