El vicepresidente primero de la Legislatura, Cristian Ritondo, ratificó la necesidad de aumentar la tarifa. Dijo que a parámetros internacionales "es muy barato"

Mientras los rumores lo indican con muchas posibilidades de pasar a ocupar un cargo en el Ejecutivo porteño, Ritondo mantiene su alta exposición en el mundo PRO y apuesta a que Mauricio Macri sea el presidente en 2015.

Por lo pronto, ratifica la posición del oficialismo porteño en cuanto a la necesidad de elevar el precio del boleto del subte, aunque admite que ningún aumento “es simpático”.

“Si uno lo toma a parámetros internacionales es muy barato. Si uno lo toma en relación a los gastos de mantenimiento, sueldos, todavía a $3,50 está más bajo de lo que nosotros analizamos. Ningún aumento es simpático ni ningún pasajero quiere pagar un centavo más”, sostuvo Ritondo.

Durante una entrevista con el diario El Cronista, el vicepresidente primero de la Legislatura asegura que el precio del subte a $3,50 “está más o menos en el mismo valor que el colectivo para la gente que no tiene la tarjeta SUBE“, y agregó que hay mucha gente subsidiada.

Asimismo, aseguró que los pasajeros podrán ver que “el dinero que están pagando se está destinando a un mejor servicio”.

Al ser consultado sobre por qué el Gobierno de la Ciudad no logró extender el recorrido del subterráneo, Ritondo aseguró que no hubo ayuda desde el gobierno nacional.

“Era un contexto internacional donde todavía se podía solicitar al gobierno nacional que nos autorice para un crédito de 1500 millones de dólares. Con eso apuntábamos a extender 20 km de subte. Pero nunca nos dieron los avales”, dijo.

Con respecto al futuro político, el legislador señaló la necesidad de lograr acuerdos con otras fuerzas. Y en esa línea, ubicó al intendente de San Isidro, Gustavo Posse, y el de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, en representación del radicalismo y el peronismo, como posibles aliados.

Por Infobae.

Comentarios