Le medida de fuerza se lleva a cabo este jueves en las seis líneas del subterráneo y el Premetro. La Unión Tranviaria Automotor (UTA) reclama falta de seguridad en la estaciones.

En medio de la tensión entre el gobierno porteño y la Nación por la administración de los subtes, los gremialistas de la UTA comenzaron el paro a las 5 “por falta de garantías de seguridad”. Sin embargo, aclararon que irán a sus puestos, pero no brindarán el servicio.

Según un comunicado de la empresa Metrovías, hay una “interrupción total de las líneas A, B, C, D, E y H, y del Premetro por una medida de fuerza gremial”.

Por su parte, el vocero de UTA, Mario Calegari, había adelantado el miércoles por la noche en declaraciones televisivas que “si no están dadas la garantías para que los trabajadores brinden los servicios, no va a haber subtes”.

Desde la administración capitalina, el Jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, subrayó que este jueves no habrá efectivos de la Policía Metropolitana en las estaciones.

La interrupción del servicio afecta a miles de personas que utilizan los subtes y el Premetro de forma diaria. Por este motivo, hay largas filas para tomar colectivos cerca de las estaciones.

Comentarios