La Cámara Federal revocó el procesamiento de tres trabajadores a quienes se les imputaba haber amenazado "coactivamente" a un compañero para que abandonase sus tareas.

 La medida, contenida en una resolución de cuatro carillas, la tomaron los camaristas Horacio Cattani, Martín Irurzun y Eduardo Farah; quienes revocaron los procesamientos de Flavio Raúl Baygorria, Gastón Humberto Reyes y Roberto Claudio Pianelli, a quienes se había considerado “coautores del delito de amenazas coactivas agravadas por el propósito de compeler a una persona a abandonar el trabajo”.

La causa se inició a partir de la denuncia efectuada el 24 de septiembre de 2009 por Claudio Esteban Brizzio ante la División Subterráneos de la Policía Federal donde refirió que días antes “al presentarse en la estación Primera Junta de la Línea A de los subterráneos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con el objeto de realizar las practicas como guarda, recibió amenazas por parte de otros empleados de Metrovías SA”.

Según constancias del expediente “debió retirarse del lugar por temor por su integridad física” y, según el denunciante, “los días siguientes, hasta el día de la denuncia, concurrió nuevamente a la mencionada estación acompañado por otros compañeros, recibiendo nuevamente amenazas y no pudiendo realizar el curso de capacitación”, ubicando esas conductas “dentro de un contexto de conflicto entre trabajadores”.

Los camaristas reconocieron que “los testimonios reunidos son coincidentes en cuanto al marco en el cual supuestamente el denunciante fue amenazado” aunque sostuvieron que “las pruebas reunidas hasta el momento no permiten tener acreditado el hecho que se les imputa a Baygorria, Reyes y Pianelli”.

Para los jueces antes de decidir es menester “citar a Brizzio para que preste declaración testimonial en sede judicial y aporte más detalles acerca de las circunstancias que rodearon el hecho que denunció” al tiempo que “luce adecuado oficiar a Metrovias SA, con el fin de obtener más información acerca de las circunstancias que rodearon los sucesos de esos días”.

Fuente: Telam

Comentarios