Revelan datos de auditoría a Metrovías

enelSubte.com tuvo acceso al informe elaborado por la Auditoría de la Ciudad que analiza los últimos tres ejercicios de Metrovías. Subsidios crecientes, reducciones en gastos de mantenimiento de instalaciones y material rodante y en seguridad y vigilancia.

enelSubte.com tuvo acceso al informe elaborado por la Auditoría Porteña, que consistía en un relevamiento ordenado por la ley 4472, sancionada por la Legislatura Porteña en diciembre de 2012, mediante la que se puso fin a un año de disputas entre la administración porteña y la nacional por el traspaso de la red.

La norma establecía en su artículo 7° la realización de una “auditoría integral sobre el estado de cumplimiento del contrato de concesión de los últimos tres ejercicios“, que debía ser presentada originalmente para el 4 de julio. Contratiempos surgidos de la falta de fondos que acusaba el organismo encargado de su elaboración obligaron a prorrogar el plazo de presentación hasta el 31 de octubre, modificación que la Legislatura autorizó mediante la sanción de la ley 4616.

Finalmente el organismo presentó el documento la semana pasada. El mismo permite conocer la estructura de costos de la concesionaria Metrovías durante los ejercicios de 2010, 2011 y 2012. Del informe se desprende un creciente incremento de los subsidios recibidos por la empresa: de 527 millones de pesos en 2010 se pasa a 807 millones en 2011 y a casi 835 millones en 2012. Para 2014 se han presupuestado casi 1000 millones de pesos en concepto de subsidios a Metrovías.

Asimsimo puede visualizarse que el principal componente de los gastos de la compañía se concentra en el rubro de Remuneraciones y Cargas Sociales, cuyo peso en la estructura general aumenta cada año (68%, 72% y 75% respectivamente). Por otra parte, los gastos de mantenimiento se mantienen estancados, presentando valores similares en los tres ejercicios y oscilando entre 16 y 18 millones de pesos anuales. Una situación análoga ocurre en el apartado de gastos en mantenimiento del material rodante: en 2010 hubo erogaciones por 40 millones de pesos, en 2011 45 millones y en 2012, año en que la frecuencia se vio resentida por el retiro de formaciones, dicho monto se reduce a apenas 36 millones de pesos anuales, lo que implica una caída de 20% respecto del año anterior.

Otro rubro que vio disminuida su participación fue Seguridad y Vigilancia: de 7 millones de pesos que se gastaban en 2010 se pasó a 10 millones en 2011, para enfrentar una fuerte caída en 2012 a unos 8 millones de pesos, un 23% menos que el ejercicio anterior. Teniendo en cuenta el impacto de la inflación dichas caídas son aún más pronunciadas.

La auditoría cuestionó que Metrovías no brindase “la información presupuestaria de las obras que debía realizar desde que obtuvo la concesión del subte, en 1994″. En cambio, la concesionaria informó aquellas obras planificadas con posterioridad a 1999: un 30% de ellas nunca se iniciaron, mientras que sólo se ejecutó un 57% de las mismas.

Asimismo el documento lanzó críticas referidas a la presentación de la información de sus estados contables y reclamó que se elaboren de acuerdo a las normas, ya que la presentación de la información sin discriminar las unidades de negocio de las que participa la empresa (Subte, Ferrocarril Urquiza, UGOFE, UGOMS) dificulta su análisis y comprensión.

Desde la oposición habían cuestionado al Gobierno porteño en su decisión de incrementar la tarifa sin conocer el resultado de la auditoría. De acuerdo con el Auditor General de la Ciudad, Eduardo Epszteyn, “los costos [del Subte] están sumamente inflados” y consideró que “no se entiende” cómo SBASE determinó una tarifa técnica de $7,47. No obstante, es preciso recordar que la ley 4472, en su artículo 28° establece que la definición de dicha tarifa técnica es atribución de la autoridad de aplicación de la ley, Subterráneos de Buenos Aires.

Comentarios