Los delegados y Metrovías fueron convocados a una reunión en el Ministerio de trabajo para lograr un acuerdo que evite la huelga de esta tarde. Mientras desde el sindicato se mostraron pesimistas respecto al resultado, la concesionaria prometió un servicio de emergencia.

El Ministerio de Trabajo convocó a los delegados y a la concesionaria Metrovías a una reunión para destrabar el conflicto que vive el Subte y evitar, asi, la anunciada huelga para la hora pico vespertina de hoy.


Al ingresar al edificio, Claudio Dellacarbonara -delegado de la línea B-, se mostró pesimista: “muy difícilmente que se pueda dejar sin efecto” el paro previsto para esta tarde.  “Hace más de dos años presentamos el pedido de inscripción, la ley nos ampara, pero el Gobierno ha dejado a las claras que la intención que tiene es seguir privilegiando a una organización, la UTA, que no representa a los trabajadores del subte”, agregó el dirigente gremial.


El jueves pasado, se anunció una huelga entre las 19 y las 22 de hoy en todas las líneas y el Premetro.  Los trabajadores nucleados en AGTSyP reclaman la inscripción gremial de su agrupación, un aumento salarial de 35%, el reconocimiento de un 2% por antigüedad y un aumento de los viáticos.  También exigen que se les permita participar en las negociaciones paritarias ya que, argumentan, poseen la representación de la mayoría de los empleados del Subte.


Desde Metrovías anunciaron que la empresa intentará prestar un servicio de emergencia con personal jerárquico y empleados que no adhieran al paro.  Sin embargo, hasta el momento esto nunca pudo lograrse ya que los huelguistas lo impidieron arrojándose a las vías, cortando los rieles o trabando los controles de las formaciones, entra otras medidad. 

Comentarios