Resultados del rally en silla de ruedas

Hace pocas semanas la asociación Acceso Ya realizó una recorrida para comprobar cuánto se adapta Buenos Aires a los discapacitados. Porcentajes contundentes.

El sábado primero de diciembre la asociación sin fines de lucro Acceso Ya realizó un rally en silla de ruedas por la Ciudad para comprobar cuánto se adapta la infraestructura porteña a los discapacitados que circulan por ella diariamente. El grupo, que promueve la eliminación de las barreras arquitectónicas al desplazamiento de personas con capacidades diferentes, cuenta ahora los resultados de la actividad que denominaron Rallydad.

Se constató que únicamente el 6% de los bares, el 15% de las escuelas y el 12% del transporte público tienen los accesos adecuados para ser utilizados por personas con disapacidad. Las leyes vigentes, destacan, establecen que cualquier habitante debe poder desplazarse por la Ciudad de Buenos Aires y acceder a los servicios públicos elementales. En el caso particular del Subte, el decreto 914/97 obligó a la colocación de ascensores en todas las estaciones de la red.

Sin embargo, la situación actual dista mucho de la letra del decreto. La red de subterráneos es inaccesible e intransitable para cualquier persona en silla de ruedas o con discapacidades motrices, siendo que sólo unas pocas estaciones los tienen previstos como usuarios. Como informaba recientemente enelSubte.com, a fines de mayo de 2007 la Justicia hizo lugar a una acción de amparo patrocinada por la Asociación por los Derechos Civiles con relacción a la instalación de ascensores.

Se ordenó en ese acto a Metrovías y el Estado nacional a proveer los planes de obra necesarios, y a la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) a fiscalizar el cumplimiento de sus obligaciones por parte de la concesionaria. Pero Metrovías, que tan sensible se muestra con sus campañas solidarias de recolección de alimentos,

apeló la medida

. Hasta tanto resuelva la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal, los reclamos de

Rallydad

en materia subterránea no podrán ver la realidad.

Comentarios