El pasado jueves, la empresa estatal Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) informó que no se terminará de construir la estación “Plaza Francia” de la línea H de subte, en el barrio porteño de Recoleta, por ser "un espacio verde de gran valor y de alto tránsito”.

Las obras habían comenzado en enero de 2012, pero fueron frenadas un mes después, luego de que la Justicia avalara un recurso de amparo presentado por la ONG “Basta de demoler”, con el apoyo de varios legisladores opositores al Gobierno de Mauricio Macri y de los vecinos de la zona. Sin embargo, hace un par de meses que caducó y la Ciudad estaba habilitada para retomar las obras.

Según, informó Sbase, la construcción le costaba a los porteños, 170 mil pesos por día ya que debía pagar al contratista de las maquinarias, empleados, seguros, y penalidades por incumplimiento, por lo que en total habrían desembolsado más de 60 millones de pesos por la obra paralizada.

Además, habrá que desembolsar otros 5 millones de pesos para restaurar el espacio verde centenario, que fue diseñado por el célebre paisajista Carlos Thays, ya que las topadoras retiraron la mitad de sus árboles (entre ellos, al menos ocho palmeras plantadas a fines de 1800, tal como confirmó la constructora), y parte de la barranca, según informa el diario Tiempo Argentino.

Hasta el momento se desconoce dónde se emplazará la estación de Retiro de la línea H. Los proyectos presentados plantean que sea en la Facultad de Derecho, pero desde el macrismo se espera que la decisión la tomen en la Legislatura porteña.

por Infobae

Comentarios