Uno de los tres tranvías que sobrevivió a la bomba atómica fue restaurado y devuelto a su estado original. Brindará servicios conmemorativos los fines de semana hasta fines de agosto, en coincidencia con el 70° aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial.

Uno de los escasos tranvías que sobrevivieron al bombardeo atómico de la ciudad japonesa de Hiroshima en agosto de 1945, uno de los episodios finales de la Segunda Guerra Mundial, fue completamente restaurado de cara al 70° aniversario del ataque, que se conmemora este año.

El coche, numerado 653, resultó dañado parcialmente en el bombardeo, pero fue reparado y volvió a funcionar, cumpliendo servicio regular hasta el año 2006. Gracias a la restauración recuperó su esquema de colores original, en gris y azul. Dentro de la unidad se exhibirán proyecciones relativas al bombardeo y reconstrucción de la ciudad.

El tranvía brindará servicios conmemorativos los fines de semana hasta finales del mes de agosto, utilizando una ruta que pasará por el Memorial de la Paz, que conmemora a las 140.000 víctimas que fallecieron a causa de la bomba atómica.

Comentarios