Reporte de obras: línea E

Las estaciones Correo Central, Catalinas y Retiro registran elevados porcentajes de avance en lo que a obra civil respecta y unidas entre sí por las nuevas secciones de túnel. Sin embargo resta excavar aún la cola de maniobras luego de Retiro, rectificar el túnel post Plaza de los Virreyes y construir el Taller Mariano Acosta, indispensables para poder inaugurar la extensión.

 Las obras de extensión de la línea E registran un alto grado de avance en cuanto a obra civil respecta.  La más avanzada es Correo Central, en la que la obra civil ya fue concluída y la etapa de arquitectura evidencia un avance de 20%.  Esta estación es clave en la obra de prolongación puesto que allí estará la combinación con la B, la más usada de la red y que explicará buena parte del incremento de tráfico esperado para la E.  Al respecto se encuentra próxima a terminarse la sección de túnel ubicada debajo de la estación Alem de la línea B, que permitirá unir el nuevo tramo con el sector ya operativo de la línea E.  

 
Unión entre el túnel existente y el nuevo hacia Correo Central.  La membrana amarilla se coloca dentro del hormigón para evitar filtraciones.  Esta sección se encuentra hoy con el hormigón definitivo terminado.


Sección de caño para la ventilación forzada de Correo Central, camino a la estación por la avenida Costanera

Tal como informara este sitio oportunamente, se pretendió realizar una inauguración parcial de la extensión hasta Correo Central antes de los comicios presidenciales de octubre último.  Para ello fueron colocadas vias en forma provisoria entre Bolívar y dicha estación en sentido Retiro (el túnel de transición desde Correo Central a Bolívar se encontraba sin terminar para entonces) con el objetivo de arrastrar una formación mediante malacates desde Bolívar hasta la nueva parada transportando a la Presidenta de la Nación y demás autoridades.  


Vista de la estación Correo Central a nivel de andén hacia Retiro, con via colocada provisoriamente para la frustrada inauguración de la extensión hasta ese punto.


Vestíbulo de la estación Correo Central.  La lona amarilla que se observa en el ángulo superior derecho tapa la combinación con la línea B

En cuanto a la estación Catalinas, la obra civil registra un 90% de avance mientras que la etapa de arquitectura no ha comenzado aun.  Retiro se encuentra en similar situación, salvo que la obra civil avanzó un 70%.  La estación Retiro además presenta otras complicaciones como la construcción de una cola de maniobras y cochera bajo la Avenida del Libertador, indispensable para poder operar la línea extendida puesto que se perderá la actual cochera-taller Bolívar que funciona en la sección de túnel construído en la década de 1960 entre la actual cabecera este de la línea E y la esquina de Balcarce y Rivadavia.  


 Sección de túnel entre Correo Central y Catalinas, ya con vías instaladas

Hasta el momento se desconoce una fecha precisa de inauguración de las nuevas estaciones.  Para la puesta en servicio se requiere la puesta en marcha de obras complementarias como la construcción del Taller Mariano Acosta y la incorporación de material rodante para poder reducir el amplio intervalo entre formaciones que hoy tiene la línea E.  Hasta el momento, se pudo saber que se destinarían a ella parte de los coches Siemens y los General Electric que se están reformando a paso muy lento en los talleres de EMEPA (Chascomús) y Alstom (La Plata).

Comentarios