Fuertes tormentas se producieron sobre Buenos Aires, cuyas consecuencias fueron desvastadoras. No escapó el Subte a este fenómeno ya cotidiano en los veranos de Buenos Aires.

A raíz de la tormenta que azotó a Buenos Aires la última semana, el túnel de cambio de andén de la Línea A en la estación Lima permaneció anegado -pero no clausurado- durante varios días.

Este episodio generó molestias en los usuarios, al verse imposibilitados de cambiar de sentido en la estación que combina con la Línea C, teniendo como única alternativa salir al exterior de la estación, cruzar la Avenida de Mayo y volver a ingresar en el sentido opuesto, con previo aviso a los boleteros y personal de seguridad para no abonar injustamente un nuevo pasaje.

La inundación en dicho túnel alcanzó una altura aproximada de 15 centímetros de agua, impidiendo cualquier paso de un lado al otro. Además, algunas de las goteras de gran magnitud caían desde el alumbrado ubicado en el techo del pasaje, poniendo en riesgo la infraestructura eléctrica y la seguridad de los pasajeros.

Las mismas filtraciones se podían observar también a nivel andén, donde el agua caía sobre el área transitable, luminarias en los techos, equipos eléctricos y sistemas de señalización ubicados en los extremos de la estación.

_____________________________________________________________________
Cartas de lectores de Diario La Nación:

“Viajar en subte”

Señor Director:

En los días que enumero, los usuarios de Metrovías hemos sufrido las siguientes interrupciones del servicio: 19/3, 18.45, interrupción de la línea A; 21, 8.45, interrupción de la línea E; 22, interrupción de la línea E; 22 y 23, a las 18 y 19, respectivamente, interrupción total de la línea D. Se afirmó que esto es parte de las medidas de fuerza adoptadas para obtener un incremento salarial.

Sería muy conveniente que los reclamos se hicieran, como los trabajadores del peaje, sin causar perjuicio alguno a los viajantes, y abrieran los molinetes permitiendo a los usuarios llegar a horario. De todos modos, este tipo de interrupciones se vienen sucediendo con y sin reclamos salariales; los coches transportan pasajeros en una cantidad que excede su capacidad y los conductores nos someten a frenadas bruscas y detenciones en medio de las estaciones.

Inés Viggiano
mariainesviggiano@yahoo.com.ar

Nota original.
____________________________________________________________________

Comentarios