Metrovías anunció el reemplazo total de las viejas lámparas incandescentes por tubos fluorescentes. Su introducción mejora la luminosidad interior a la vez que reduce el consumo de energía. La medida se había comenzado a implementar de forma experimental tiempo atrás.

La concesionaria Metrovías anunció que se reemplazarán totalmente las antiguas luminarias de lámparas incandescentes que equipan los trenes Siemens-Schuckert O&K, que corren en la línea H, por tubos fluorescentes.

El recambio se realizará en las instalaciones del Taller Colonia, en el marco de un “plan de mejoras y mantenimiento integral” del material rodante.

Según destacó la empresa, la renovación permitirá una mejora en la luminosidad interior de los coches y redundará en un menor consumo energético. Mientras que las viejas lámparas consumían 15 amperes por coche, las nuevas luminarias consumirán sólo cinco.

La medida había sido practicada en algunos coches de forma experimental y tras un resultado satisfactorio, se decidió su extensión al resto de la flota.

Comentarios