Renovaron por un año más el contrato con Metrovías

El acuerdo de operación y mantenimiento (AOM) venció el 5 de abril de este año. La Ciudad lo renovó por un año más, en virtud de la emergencia del servicio. Roggio intenta recomponer la relación con Macri luego de perder la operación del Mitre y el San Martín.

Metrovías S.A. continuará operando el Subte. Tras idas y vueltas y algunos días de incertidumbre en los que la empresa de Roggio operó con el contrato vencido, el gobierno porteño decidió renovar el Acuerdo de Operación y Mantenimiento (AOM) firmado originalmente en abril de 2013 por un año más.

El Gobierno de la Ciudad estaba facultado a prorrogar la duración del AOM bajo esta modalidad directa debido a que rige una emergencia votada por la Legislatura, que amplía las facultades del Ejecutivo a este respecto. La versión fue confirmada por voceros de Metrovías a enelSubte.com en horas de la tarde de este martes.

Es de público conocimiento que las relaciones entre el Grupo Roggio y el Gobierno de la Ciudad nunca fueron buenas. El vínculo había quedado herido desde los aciagos días de 2012, cuando Ciudad y Nación se peleaban por el traspaso y Metrovías hacía lo posible por sostener la operación, con el servicio deteriorándose a gran velocidad.

En 2013 las negociaciones por el contrato sumaron un capítulo de conflicto: Metrovías, acostumbrada a manejarse con libertad bajo un régimen de concesión, vio su margen de maniobra restringido y sus ingresos disminuidos. Luego de eso, la aplicación de más de 3000 multas por parte del GCBA no hizo más que alimentar la desconfianza entre ambas partes: hasta se llegó a decir que las multas eran una suerte de castigo por el alineamiento de Roggio con Nación.

Durante el año pasado fue tema de debate interno en el GCBA qué hacer con Metrovías: si bien los altos cargos preferían mantenerla como una suerte de fusible ante eventualidades y preferían mantener alejado al Estado del trajín diario de la operación, desde otros sectores se entusiasmaban con la posibilidad de que SBASE interviniera en la operación, ya fuera en forma directa (algo que prontamente se descartó por la incapacidad actual de la empresa para tomar esas responsabilidades) o a través de una empresa mixta público-privada, modalidad prevista en la ley 4472.

Comentarios