Relanzan el Nodo Obelisco con un nuevo proyecto

El GCBA relanzó la obra del Nodo Obelisco. El nuevo proyecto descarta el gran acceso en la Plaza de la República y propone la construcción de dos nuevas entradas, además de la ampliación del andén a Catedral de la estación Nueve de Julio. La obra será financiada por el BID y demorará tres años.

Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) relanzó la demorada obra del Nodo Obelisco, destinada a mejorar la combinación entre las líneas B, C y D, con la presentación de un nuevo proyecto.

El plan consiste en dos etapas. La primera contempla la construcción de un nuevo acceso a Diagonal Norte, la ampliación en 1000 metros cuadrados del andén a Catedral de la estación Nueve de Julio y la instalación de ascensores en esta última; mientras que la segunda etapa comprende un nuevo acceso a la estación Carlos Pellegrini, la incorporación de ascensores para las líneas B y C y mejoras en la conexión entre estas últimas dos líneas.

Para la construcción del nuevo acceso a Diagonal Norte el GCBA afirmó que se necesita expropiar un predio ocupado por un estacionamiento de vehículos particulares ubicado en Sarmiento 864. Allí habrá, además del acceso propiamente dicho, “espacios verdes y un estacionamiento de motos”.

Render del nuevo acceso a Diagonal Norte, que se construirá en Sarmiento al 800.

Render del nuevo acceso a Diagonal Norte, que se construirá en Sarmiento al 800.

Según informó el GCBA, la obra costará unos 200 millones de dólares que serán financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En 2014, la Legislatura Porteña había autorizado al ejecutivo a endeudarse por 140 millones de dólares para este fin, pero las obras nunca se iniciaron.

linea_c_0

Render del acceso

Este nuevo proyecto, cuya elaboración fue encargada a las consultoras AC&A y ATEC hacia fines de 2014, viene a reemplazar al original, que SBASE había presentado en 2012 y que preveía la construcción de un vestíbulo central con un gigantesco acceso vidriado en forma de arco en la zona de la Plaza de la República.

Pese a que las obras ya habían sido licitadas, quedando en carácter de preadjudicatarias las firmas Roggio, Dycasa y Cartellone, su construcción quedó frenada por la obra del Metrobús Nueve de Julio, que forzó un replanteo total del esquema. Más tarde, la colisión con la obra del RER (que tendría en la zona del Obelisco su estación central) obligó a introducir nuevas modificaciones al proyecto, hasta quedar con la fisonomía actual.

Cabe recordar que si bien la obra está en el ámbito del Subte, es jurisdicción del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte que conduce Franco Moccia, dirigente de extrema confianza del Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta.

Comentarios