La celebración oficial de la apertura de Puan y Carabobo tendría como protagonista principal a los coches Preston Nº2 y Nº3.

Tras un largo tironeo que duró un año y medio, tiempo en que las estaciones Puan y Carabobo carecieron de fecha exacta de apertura habiendo sido el primer semestre del 2007 el estipulado para su inauguración, la semana pasada se supo por primera vez de boca de funcionarios porteños y nacionales que la apertura será en noviembre próximo.

Luego de este anuncio, en coincidencia con los reclamos vecinales que comenzaron a hacerse oir en este sitio y luego se materializaron en manifestaciones que demandaban la apertura de las estaciones, la noticia no se hizo esperar y se desplegó por todos los medios.

enelSubte.com había adelantado tiempo atrás que los planes de la SBASE de Jorge Irigoin tenía proyectada la apertura para el próximo año debido a la falta de finalización de obras del tramo existente de la línea, obras a cargo del Estado nacional.

Pero un acuerdo de rápido alcance entre la Secretaría de Transportes y el Gobierno de la Ciudad le puso fecha a las estaciones, justo en momentos donde el subte recibe noticias negras respecto al futuro de la ampliación de la red y a las demandas de traspaso de jurisdicción.

Así todo, Puan y Carabobo abrirán al público dentro de 45 días según cálculos oficiales y lo harán con un despliegue histórico al cual tuvo acceso este medio de forma exclusiva.

Los eventos de celebración por la puesta en funciones de las dos primeras estaciones que se le agregan a la primera línea de subterráneos de iberoamérica y del hemisferio sur tras casi 95 años de no realizársele modificaciones a su traza serán con dos coches de importante valor histórico.

Se trata de los trenes denominados Preston, los cuales fueron enviados a la Argentina a modo de préstamo para evaluar su funcionamiento en la entonces recientemente inaugurada línea A en 1913, los cuales también funcionaban como servicio tranviario en la Avenida Rivadavia.

Estos históricos trenes de casi un siglo de antigüedad tienen una cuantiosa historia desde su llegada al país hasta la actualidad, historia que fue plasmada en un informe publicado por enelSubte.com el pasado Día de la Bandera.

De esta forma, según pudo constatar este medio, los trenes no prestarán servicio de forma habitual, sino que serán puestos a rodar para la denominada Marcha Blanca que tendrá fecha en noviembre próximo. Los trenes destinados son los Preston Nº2 y Nº3, los cuales son propiedad de la tradicional Asociación Amigos del Tranvía, quienes junto a Metrovías comenzaron las pruebas de rodaje en la línea A hace ya algunas semanas.

“Todo está listo para la apertura” dicen bajo tierra en Primera Junta los empleados de Metrovías, quienes ya están preparados para la mudanza de la cabecera operativa a las nuevas oficinas de la estación Carabobo, estación que será cabecera durante 2 años.

Fuentes del Gobierno porteño adelantaron a este medio que se pretende organizar una “fiesta inolvidable” en el evento de apertura de las dos nuevas estaciones de la única línea que tiene todas sus estaciones declaradas Monumento Histórico Nacional.

El servicio se prestará de forma normal a partir del día siguiente a la inauguración, con el funcionamiento de dos trenes Fiat Materfer y la flota completa de los históricos coches Le Brugeoise, entre las cabeceras Plaza de Mayo y Carabobo.

 

 

Notas relacionadas
Nombres y estética para línea A
Materfer presta servicio en línea A
Al borde del fracaso, parte I

Comentarios