Tres coches Siemens-FM, radiados de la línea B en 1995, serán recuperados como coches motores diésel por la Cooperativa de Trabajo Talleres Junín para iniciar un servicio entre Fátima y Rojas, sobre la traza del Ferrocarril Urquiza. El material fue adquirido por la Municipalidad de Rojas a SBASE.

Tras la experiencia del Municipio de 25 de Mayo, que adquirió un coche Siemens-FM para implementar un servicio de Ferrobus sobre la traza del Ferrocarril Roca, otro municipio del interior de la provincia de Buenos Aires se apresta a recuperar una sección de la traza del ferrocarril.

Esta vez la Municipalidad de Rojas se propone reactivar el servicio ferroviario de pasajeros entre las localidades de Fátima y Rojas con tres coches Siemens-FM, utilizando las vías del Ferrocarril Urquiza. Dichos coches fueron fabricados en nuestro país entre 1977 y 1978 para reforzar el servicio de la línea B y fueron radiados en 1995, sin siquiera completar 20 años de servicio, siendo reemplazados por los actuales trenes Mitsubishi de origen japonés y cuya fabricación data de inicios de la década del 60.

Frontal del coche 200, afectado a las tareas de refacción en Junín.

Tras estar años arrumbados en los talleres de Villa Lynch, los Siemens-FM podrán “volver a la vida”, aunque transformados: serán reconvertidos a coches motores con propulsión diésel-eléctrica. La formación estará compuesta por un coche motriz y dos remolcados pudiendo parcializarse. El motriz estará dotado de un grupo motor generador de unos 275KVA que dará energía a los dos motores eléctricos de tracción. El material está siendo recuperado por la Cooperativa de Trabajo Talleres Junín, que también se encuentra realizando refacciones sobre coches remolcados por encargo de la UGOMS.

El municipio adquirió a SBASE los tres coches, que fueron cedidos a la Sociedad Cooperativa CBA, encargada del proyecto de “integración regional Fátima-Rojas”, ante la imposibilidad de hacerse con una tripla de coches Wadloper de origen holandés. Estos últimos fueron adquiridos por TBA para el fracasado proyecto del tren Binacional Argentina-Uruguay: “luego de diversas averiguaciones fue imposible arrimarse al valor de los mismos o adquirirlos a través del Estado.”, aseguraron. Actualmente ningún Wadloper presta servicio.

Los responsables del proyecto expresaron su satisfacción por la adquisición: “es un material liviano, sencillo y con bajo costo de mantenimiento.” Una segunda oportunidad, a kilómetros de su lugar original.

Como parte de la reforma para transformarlos en trenes regionales se les suprimió una de las puertas que equipan.

Fotografías: Gentileza de Cooperativa de Trabajo Talleres Junín

Comentarios