Ante las palabras del Jefe de Gobierno de que "es viejo" el planteo de reestatizar los ferrocarriles, Randazzo replicó que "viejos" son los Nagoya 5000 de la década del 80 que la Ciudad compró para la línea C y destacó la inversión en material cero kilómetro realizada por Nación.

Ante el anuncio presidencial de que los ferrocarriles volverán a ser operados por el Estado y que se recreará la empresa Ferrocarriles Argentinos, el Jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri manifestó que “el planteo” es “viejo” y que su partido no dará ese tipo de discusiones. “La cosa no pasa por si lo maneja un privado o público, pasa por si funciona o no funciona”, expresó el líder de PRO.

Consultado en varias entrevistas radiales y televisivas por estas declaraciones, el Ministro del Interior y Transporte Florencio Randazzo replicó que “viejo” es en realidad el material rodante de segunda mano adquirido por la Ciudad para el Subte, en referencia a los 30 coches Nagoya 5000 para la línea C llegados la semana pasada en el mismo barco que la primera partida de coches CSR para la línea Roca.

Nuevos coches CSR para la línea Roca y unidades Nagoya compradas por el GCBA (derecha). Foto de Ariel Pascuali para Portal de Trenes.
Nuevos coches CSR para la línea Roca y unidades Nagoya compradas por el GCBA (derecha). Foto de Ariel Pascuali para Portal de Trenes.

“Para el Roca yo estuve recibiendo esta semana coches en el puerto de Buenos Aires. Cuando nosotros estábamos bajando los primeros coches de 300 coches del Roca; al lado Macri estaba bajando los subtes que adquirió para la línea C. ¿Sabe qué antigüedad tienen? -dijo el ministro a Luis Novaresio- Del año 80 son. ¿Me escuchó bien? Del año 80 está comprando material rodante Macri. O sea que no sólo no cumplió con la promesa electoral que había hecho [de extender el Subte 10 kilómetros al año], sino que compra material rodante que ya está totalmente amortizado. Sin embargo yo no lo descalifico, tendrá sus razones para hacerlo. Él está comprando material rodante del año 80″, dijo Randazzo.

Cabe recordar que los 30 coches Nagoya 5000, destinados a reforzar la frecuencia de la línea C, fueron fabricados en la década del 80 y cuentan con unos treinta años de uso en el Metro Municipal de Nagoya, Japón. Costaron unos 550.000 dólares por coche, mientras que los CSR de la línea Roca, que son cero kilómetro, costaron cerca de 1,1 millón de dólares la unidad, un precio muy competitivo ofrecido ofrecido por los fabricantes chinos.

Comentarios