Una recopilación de noticias vinculadas a los crecientes inconvenientes en el subte demuestra la magnitud del problema.

El Estado es responsable

La creciente intervención estatal en el área, con subsidios que crecen y se eternizan, tiende a confundir los roles. Si la tarifa no permite la renovación de las unidades, ¿quién tiene la culpa de que se viaje en vehículos obsoletos: el Estado o el concesionario?

En ferrocarriles y subterráneos, ¿de quién es la responsabilidad del hacinamiento de los pasajeros si el Estado obliga a reducir las frecuencias a raíz de la crisis energética que el propio gobierno es incapaz de resolver? El Estado, más que en un controlador del servicio, que haga cumplir unas reglas claras y transparentes se ha transformado en el socio que decide qué se hace y qué no. Y encima, logra no cargar con la responsabilidad.

http://www.lanacion.com.ar/economia/nota.asp?nota_id=902392

Con tantos subsidios, los trenes son casi estatales
http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-79778-2007-01-31.html

Se triplicó el monto de subsidios; costaría este año más de $ 3000 millones al fisco
http://www.lanacion.com.ar/EdicionImpresa/economia/nota.asp?nota_id=902361

“No me explico cómo los diarios no han llevado a primera página el tema de la línea D, que desde enero, bajo el supuesto de «cambio de señales», redujo su servicio, sus formaciones, etc. ¡Una vergüenza! Siempre en detrimento de los usuarios. Ahora sabemos el porqué de línea D: Demora y Desastrosa” (antubis).
http://www.lanacion.com.ar/EdicionImpresa/economia/nota.asp?nota_id=902401

Comentarios