Tras acordar SBASE con la Secretaría de Transportes, en noviembre serán puestas en marcha las estaciones Puan y Carabobo de la casi centenaria línea A.

Como la línea H, la extensión de la línea A también supo ser controvertida y polémica al anunciar inauguraciones fallidas durante más de un año.

Las obras comenzaron en 2004 con el Tramo I de extensión, contemplando la construcción de las estaciones Puan y Carabobo, y poco más tarde con el Tramo II, con las estaciones Flores y Nazca.

La inauguración del Tramo I estaba prevista para principios del año 2007. Luego fue postergado para el segundo semestre del 2007. Tras ganar la elección, Macri anunció que estarían para mediados del 2008. Más tarde se anunció que se postergaba para el 2009.

Vecinos de Caballito y Flores comenzaron a enfurecerse tras las sucesivas postergaciones de apertura de las estaciones ya finalizadas y fue en este mismo medio donde la organización vecinal se hizo un dominó que terminó en una manifestación en Caballito días atrás.

Fue en el mismo barrio donde la Asociación Proto Comuna de Caballito logró colocar en boca de todos el reclamo por la no modificación de trazas de las líneas de subte que el macrismo intentaba alterar mediante la legislatura a partir de un proyecto que buscaba modificar la Ley 670.

Las estaciones Puan y Carabobo se encuentran finalizadas desde principios de este año, aunque algunos trabajos eléctricos aún se encontraban en ejecución hasta el mes pasado.

La demora de apertura dependía de la Secretaría de Transportes de la Nación, quien debía acelerar algunos trabajos en el trazado actual de la línea A, los cuales debían ser finalizados antes de la puesta en marcha de las estaciónes.

Asimismo, la misma cartera nacional debe, además, dar la autorización para poder poner en funciones el nuevo tramo de la línea, algo que no se supo hasta esta semana cuando anunciaron que en noviembre firmarán la autorización.

Por su parte Jorge Irigoin, presidente de la empresa de la Ciudad Subterráneos de Buenos Aires S.E., encargada de ejecutar las obras de extensión, anunció que las estaciones no se postergarán para el 2009 sino que finalmente serán inauguradas en noviembre tras acordar con la Secretaría la apertura de las mismas.

Tras cuatro años de obras es el primer anuncio formal que emiten los ejecutivos de la Ciudad y nacional de fecha de apertura de las controvertidas estaciones que incrementarán notoriamente el caudal de pasajeros de la primera línea de subterráneos del iberoamérica y del hemisferio sur.

 

Notas relacionadas
Nombres y estética para línea A
Con un Brugeoise, prueban trenes en Puan y Carabobo
Materfer presta servicio en línea A
Al borde del fracaso, parte I

Preparativos para Puan y Carabobo

Comentarios