SBASE habilitará el servicio a fin de año con cuatro coches restaurados. Circularán de noche, acoplados de a dos y a una velocidad máxima de 20 km/h.

Subterráneos de Buenos Aires anunció que para diciembre próximo será habilitado el servicio turístico-cultural con restaurados coches La Brugeoise en la línea A.

Según informó la empresa, se brindará con cuatro coches en proceso de restauración: los numerados 5 y 16, exhibidos en Plaza de Mayo en ocasión del Centenario, y los 124 y 125.  Los dos primeros fueron restaurados y adaptados durante 2013 para circular a 1500 V (aunque al momento de su presentación al público aún restaban las pruebas dinámicas), mientras que los dos últimos ya fueron intervenidos en su parte eléctrica aunque aún falta recuperar sus carrocerías.

El servicio turístico será brindado fuera del horario habitual de la línea A, evitando que se mezclen en circulación las unidades históricas con la flota actual. Serán dos formaciones de dos coches cada una, que circularán a una velocidad máxima de 20 km/h, “para que los turistas puedan interactuar con el entorno y sacar fotos”.

La decisión de utilizar formaciones reducidas se tomó para no someter al material a exigencias: “No es prudente exigir una pieza patrimonial al caudal de pasajeros que seguramente estarán interesados en volver a viajar en los coches belgas”, dijeron desde la empresa estatal.

SBASE explicó que “no llegamos [a habilitar el servicio en 2014] por varios motivos. Tuvimos que decidir si sustituíamos o no las ruedas. Hubo que compatibilizar la marcha blanca de los coches belgas [1000 km de pruebas] con las de otras formaciones destinadas a la línea A”, afirmó Tomás Palastanga.

En tanto, no se brindaron precisiones acerca de la restauración de otras unidades. Cabe recordar que la enorme mayoría de los coches -protegidos por ley de la Legislatura y una parte de ellos declarados Monumento Histórico Nacionalse encuentran depositados en un galpón construido ad-hoc en el Taller Mariano Acosta del Premetro, aunque los Emepa comenzaron a ser trasladados en los últimos meses a otras dependencias.  De todos ellos, tal como lo establece el artículo 4 de la ley local, al menos 20 coches deben quedar afectados de manera rotativa al servicio turístico.

Las unidades habían sido retiradas de circulación en enero de 2013, dando lugar al cierre de la línea A, que se extendió hasta marzo de ese mismo año. Al momento de su salida, constituían el material rodante más antiguo del mundo en servicio comercial regular.

Comentarios