Problemas en el Subte por el temporal

Una grave filtración obligó a cerrar casi por completo el nudo combinatorio 9 de Julio, ubicado debajo del Obelisco. En Catedral, una salida se inundó por el mismo motivo. Demoras en la línea B por problemas técnicos en el sistema de señales.

Una filtración de proporciones obligó a Metrovías a cerrar casi por completo el nudo 9 de Julio, en donde combinan las líneas B, C y D.  Se observan largas filas de personas que intentan hacer transbordo por los estrechos pasillos que quedaron habilitados al público.  Esta combinación, la más usada de la red, ya había sido víctima de las filtraciones en temporales pasados: la concesionaria procedió a repararlos, pero los problemas resurgieron.

La estación Catedral, cabecera de la línea D, también fue afectada por las fuertes lluvias.  Una de sus salidas se encuentra anegada, por lo que los pasajeros deben recurrir a las otras, ya de por sí estrechas y colapsadas.

Mientras tanto, la línea B (Leandro Alem – Los Incas) funcionó con demoras durante el centro de la hora pico matutina debido a fallas en el sistema de señales ATP a bordo de una de sus formaciones. 

Comentarios