La Ciudad invertirá en la red un 2,7% de su presupuesto total. Si bien la partida aumentó en un 36% frente al año pasado, acompaña el ritmo de la inflación. Hacienda no comunicó aún los subsidios presupuestados para 2015.

El proyecto de Presupuesto para el año próximo, ingresado en la tarde de ayer en la Legislatura Porteña, prevé una inversión de $2310 millones de pesos para el Subte, excluyendo los subsidios para sostener el servicio.

El monto supera en 610 millones al previsto para 2014, constituyendo un aumento del 35,9% en la partida, una cifra cercana a la inflación anual.

El Subte insumirá el próximo año gastos estimados en un 2,71% del presupuesto total de la Ciudad, que asciende a $ 85.098 millones.

Según informó el Ministerio de Hacienda, $ 720 millones se destinarán a las obras de ampliación de la línea H (las estaciones Córdoba, Santa Fe y Las Heras serán habilitadas en el segundo trimestre de 2015), mientras que otros $ 1590 millones se invertirán en renovación de flota de las líneas B, D y H.

De este total, Ciudad gastará $ 105 millones para coches Alstom de la línea H, $ 162 millones en obras de adaptación para los trenes usados en la línea B (de un total de $ 1010 millones necesarios para poner en funcionamiento a la flota CAF 6000), $ 74 millones para la obra de ampliación de la cochera Manuela Pedraza de la línea D y otros $ 42 millones para obras de menor cuantía en esa misma línea, entre otras obras.

A diferencia de lo notificado el año pasado, el Gobierno de la Ciudad no ha dado precisiones acerca del cálculo de subsidios destinados al sistema para el próximo año, que en el presente ejercicio superaron los 1000 millones de pesos.

De acuerdo con Subterráneos de Buenos Aires, un aumento tarifario se definirá hacia fin de año tomando como base la tarifa técnica de $10,26 determinada hace algunos meses.

Asimismo, es también incierto el futuro de la operadora Metrovías al frente de la red, pues su contrato vence en abril próximo y podría ser desalojada en favor de una sociedad anónima con participación estatal o de la propia SBASE.

Comentarios